El Papa Francisco ofreció su reconocimiento al documental Caravaggio. El alma y la sangre, del director Jesús Garcés Lambert, que registró un éxito de taquilla durante su reciente exhibición en México.

Durante una audiencia con los productores y realizadores de la cinta en su residencia del Vaticano, la Casa Santa Marta, el líder católico recibió también de regalo una copia de la pintura “La vocación de san Mateo” del famoso artista Michelangelo Merisi.

La pintura realizada por la Bodega Tifernate de Città de Castello, un pueblo de la región italiana de Umbria, replica una de las obras más famosas de Caravaggio y que el papa cuenta entre sus favoritas no sólo por su parte artística, sino también por su significado teológico.

El cuadro original se encuentra en la iglesia de San Luis de los Franceses en Roma, muy cerca del Vaticano, y solía ser visitada por el cardenal arzobispo de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio, en sus visitas a la ciudad.

“En el filme que realizamos dimos a (la pieza) ‘La vocación de san Mateo’ la misma interpretación de Francisco, al cual le pudimos contar también la buena colaboración que estamos teniendo con la Secretaría de la Comunicación y los museos vaticanos”, explicó Cosetta Lagani en declaraciones a Vatican Media.

La directora artística del documental aseguró que el pontífice instó a continuar con proyectos como el dirigido por Garcés Lambert, que —dijo—, buscan llevar la cultura de lo bello a todo el mundo y hacer accesible el arte al público de toda extracción social.

Espectacular e innovador, el documental Caravaggio. El alma y la sangre revive el genio y los tormentos interiores más profundos de Michelangelo Merisi, uno de los pintores más fascinantes de la historia del arte.

Según informó Cosetta Lagani, la película registró lleno total en las 50 salas Cinépolis VIP de varias ciudades de México, donde se exhibió del 26 al 28 de mayo pasado. Tras ese éxito, la Cineteca Nacional considera reponer su proyección.