Por considerar que prohibir la publicidad, distribución y exhibición en salas nacionales de cine la película Cazando a Bin Laden’’, violentaría el artículo 6 de la Constitución y privaría a los mexicanos el derecho a conocer la información que proporciona la misma, el Cuarto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito, negó amparar a Emmanuel Melamed Sharman.

El mencionado, había recurrido a los tribunales del Poder Judicial de la Federación, alegando que el material cinematográfico se baso en la obra literaria que él escribió: La Muerte y Captura de Osama Bin Laden’’, pero previamente a presentar el recurso de amparo, la Secretaría de Gobernación había autorizado su exhibición.

El Consejo de la Judicatura Federal (CJF), informó ayer que el juzgado XI de Distrito en Materia Administrativa de la ciudad de México, había negado anteriormente el amparo solicitado por el escritor, bajo los mismos argumentos de vulnerar con la prohibición de su exhibición el derecho fundamental del artículo 6 de la Carta Magna.

Debido esto los magistrados del Cuarto Tribunal, Jean Claude Tron Petit, Patricio González-Loyola Pérez y Jesús Antonio Nazar Sevilla, resolvieron que la autorización no trae aparejada la exhibición de la película, puesto que la comercialización y distribución son actos mercantes que llevan a cabo los particulares entre sí.

Cuestión en la que no tiene injerencia la Secretaría de Gobernación, cuya función se limita a la expedición de la autorización y por tanto, son cuestiones que no pueden ser materia de una medida cautelar dictada en materia de amparo al no ser actos reprochables a la autoridad administrativa’’.

Por tanto el Tribunal concluyó, que si la suspensión provisional se solicitó para paralizar actos que no son de autoridad ni consecuencias o ejecución, sino provienen de actividades entre particulares en ejercicio de sus libertades, entonces no son susceptibles de ser suspendidos y menos aún prohibidos como pretendía el quejoso, en un régimen donde están proscritos los actos de censura previa.

[email protected]