Si se quiere lograr la consolidación de un Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI) con una visión más amplia, plural y precisa del contexto local y regional, que permita reconocer y visibilizar la diversidad existente en el país, así como los retos y oportunidades que enfrentan las comunidades científicas y tecnológicas a lo largo y ancho del mismo, el diseño de la nueva política, debe contemplar la participación de las entidades federativas, así lo expresó la Red Nacional de Consejos y Organismos Estatales de Ciencia y Tecnología, AC (Rednacecyt), al fijar su postura en contra de la desaparición de los Fondos Mixtos (Fomix).

Esto, luego de que la titular del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt),  María Elena Álvarez-Buylla, anunciara que los fondos de los Fomix quedarían en un solo instrumento con base en acuerdos a establecerse con los gobiernos de los estados. La Rednacecyt, integrada por las 32 entidades públicas responsables de promover la CTI en las entidades federativas de nuestro país, asegura que desde la creación de los Fomix en 2001, éstos han sido el instrumento más eficaz de política pública para atender prioridades específicas locales, aunque con áreas de mejora, se encargan de promover la inversión en los Estados y además son susceptibles de ser evaluados en cuanto al impacto alcanzado por sus resultados y la eficiencia en su operación.

“De hecho los Fondos son el origen de muchos consejos estatales”, explica en entrevista José Alonso Huerta Cruz, presidente de la Rednacecyt, “cuando surge esta figura, muchos gobiernos le entran a este esquema, pues para administrar los proyectos que iban a surgir a partir de esto, se crean estos organismos locales...Los Fomix están íntimamente vinculados con el desarrollo científico del país”.

Explicó que una gran cantidad de proyectos se han financiado por esta vía; desde el desarrollo de infraestructura, centros de investigación donde no había nada, y que permiten que la sociedad y la industria se vinculen en las localidades gracias a los servicios científicos; museos de ciencia, planetarios, todo con impacto local.

La Red hace hincapié en que en un país con grandes contrastes en los ámbitos regional y local, lejos de dividir y centralizar las acciones, se necesita alcanzar el equilibrio a partir de la instrumentación de políticas diferenciadas y específicas que reduzcan dichas brechas. “Una política de descentralización y desarrollo regional, diseñada adecuadamente, no debe competir, sino complementar, de manera eficaz una política de atención a prioridades nacionales”, se lee en el posicionamiento.

Por ello, piden trabajar de la mano con las autoridades, “Sabemos que los recursos en ciencia y tecnología son muy bajos y no alcanzan para atender todas las necesidades, lo que buscamos es que haya una buena articulación... Creemos que los Pronaces son compatibles y complementarios a los Fomix, por lo que el planteamiento es hacer un equipo de trabajo para identificar problemas y hacerlos compatibles con los Fomix o el instrumento que lo sustituya, solo que no se pierda la visión federalista”, complementó Huerta.

“Estamos en la mejor disposición para ser convocados y trabajar coordinadamente con el Conacyt”, aunque aún no conocen el planteamiento de esta institución, el maestro Huerta adelantó que ya se están integrando mesas de trabajo que esperan queden armadas para la siguiente semana, “que sumemos esfuerzos, al final, vamos por el mismo objetivo”.

Por último, sobre la propuesta de Ley para CTI que se encuentra en el Senado, el representante de la Rednacecyt asegura que han revisado a detalle el documento: “Es bastante preocupante, el sistema que plantea, lo vemos como un retroceso en el avance que ha venido teniendo el marco jurdico en el sistema de CTI y creemos que al centralizar en una sola instancia todo el proceso, se pierde mucho del impacto que pueda tener”.

[email protected]