Las Cuevas de Altamira, en la comunidad de Cantabria, norte de España, serán reabiertas en 2011 con controles que aseguren la sustentabilidad de sus interiores y evitar su deterioro, informó hoy el Ministerio español de Cultura.

En un comunicado, la dependencia indicó que el patronato del Museo de las Cuevas de Altamira aprobó esa reapertura por unanimidad, para lo que un grupo de expertos revisará las condiciones del lugar y el seguimiento tras establecer un régimen de visitas.

En posteriores declaraciones, el presidente de la comunidad de Cantabria, Miguel Angel Revilla, confirmó la decisión y aseguró que se ha pedido que los expertos precisen las condiciones en que las Cuevas puedan recibir visitas.

Las cuevas fueron cerradas totalmente en 2002, y recientemente un grupo de expertos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) recomendó las visitas.

Revilla lamentó que no se haya podido hacer antes la reapertura, ya que en años pasados se les negó el acceso al ex presidente de Francia, Jacques Chirac, y recientemente al presidente de México, Felipe Calderón.

Por ello, dijo que ahora se quiere invitar al presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Las Cuevas, descubiertas a finales del siglo XIX, contienen pinturas del periodo Paleolítico Superior, de entre 15 mil a 20 mil años antes de Cristo, se les considera una de las principales pruebas del arte rupestre y fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1995.

El primer cierre debido al deterioro de las pinturas se dio en 1977, se reabrió en 1982 con restricciones y en 2002 se determinó su cierre total.

El patronato ha creado un museo réplica que es el que se visita actualmente, y que explica desde el descubrimiento de las cuevas, hasta las características de las pinturas que tienen.