Las principales variables macroeconómicas del territorio manifiestan que continúa en carestía. Sobresale que el sector petrolero ostenta el menor nivel de participación en el total de la economía, debido a dos factores: la caída de esta rama y el protagonismo ganado del comercio.