Luego de dos años de éxito, la puesta en escena Quique y Angie, la pareja imperial, regresa para una última temporada al Foro Odeón del Teatro Royal Pedregal, un espectáculo que entretiene, pero al mismo tiempo deviene en un ejercicio de la memoria.

La historia que presenta la compañía La Teatrera Solitaria tiene por personajes a la pareja presidencial: Quique (Armando Tapia) y Angie (Leticia Pedrajo), quienes nos invitan a su nidito de amor (la casa blanca), en donde se recrearán los momentos más jocosos de su sexenio.

“Es un collage de los momentos álgidos y cómicos de esta pareja. Y lo que queremos es que la gente haga memoria del sexenio priista, de las metidas de pata y de la ignorancia de Enrique Peña Nieto y que no se nos olvide. El devenir político ha cambiado desde hace un mes, no es lo mismo que en febrero: Enrique y la Gaviota están fuera del reflector. Peña Nieto se está haciendo para atrás porque nos quieren hacer creer que su candidato es un candidato ciudadano y no del PRI, lo cual es un absurdo. Estamos hundidos en la catástrofe porque no tenemos memoria histórica”, nos dice Lizeth Rondero, quien junto a Antonio Cerezo dirige esta puesta en escena.

Para Rondero, además de un ejercicio de la memoria, se apuesta porque la gente se vea reflejada en estos personajes, “que finalmente están puestos ahí porque nosotros como ciudadanía los pusimos. Nos la compramos porque le tenemos terror al cambio y no nos hemos puesto de acuerdo para el mismo. Recordar un sexenio terrorífico puede llevar a una reflexión de fondo: ‘¿Lo vamos a permitir una vez más?’. Esta reflexión es lo que el proyecto aporta en esta temporada”.

La idea original vino de la mente de Leticia Pedrajo, quien nos cuenta el génesis de la obra: “Creo que fue a partir del escándalo de la Casa blanca lo que lo detonó. Armando y yo teníamos un espectáculo sobre Iturbide y la Güera Rodríguez... dos personajes destacados de un momento histórico determinado y buscaba la manera de transpolar a estos personajes a la época actual. Y las cosas se dieron a raíz de la indignación y de esta telenovela que nos comenzaron a vender”.

Por su parte, Armando Tapia comentó lo siguiente: “Creo que Iturbide era un ser pensante a diferencia de Enrique Peña Nieto que es un tipo simpático involuntariamente. El otro era un tipo más ambicioso, pero inteligente. Éste es ambicioso y torpe, al grado de que todo ha salido a flote. Así que en esta obra le rendimos homenaje a este humorista involuntario”.

Es probable que esta temporada sea la última para Angie y Quique, pero Armando y Leticia expresaron lo siguiente: “En esta compañía somos muy inquietos, hablando de comedia política, así que si alguien en el poder comienza a cometer torpezas nos encargaremos de construir un monstruito nuevo que nos haga las delicias de la crítica de quien esté en el poder”.

Quique y Angie, la pareja imperial se presenta todos los sábados a las 7:30 de la tarde en el foro Odeón del Teatro Royal Pedregal.