El cine mexicano puede estar tranquilo. Según declaraciones de representantes de los responsables del proyecto cultural de los candidatos presidenciales, la producción nacional recibiría más apoyo, una mejor distribución y exhibición en todo el país.

En el diálogo, convocado por el Grupo de Reflexión sobre Economía y Cultura y Editarte, Alejandra Frausto, representante de la coalición Juntos Haremos Historia que encabeza López Obrador; Beatriz Paredes, de Todos por México de José Antonio Meade; Raúl Padilla, coalición Por México al Frente que dirige Ricardo Anaya, y Consuelo Sáizar, asesora de Margarita Zavala (quien declinó después a su candidatura) abordaron el tema.

“Al menos una Cineteca en cada uno de los estados del país para contribuir de manera decidida a la distribución del cine mexicano y retomar una escuela de guionismo a nivel internacional”, señaló Consuelo Sáizar en representación de la hasta entonces candidata independiente. Por su parte, Beatriz Paredes opinó que “tendrá una proyección consolidada de nuestra industria cinematográfica en donde hemos tenido muchos avances; coincido en la construcción de una cineteca en cada estado. Creo que tenemos presencia privada en la distribución de cine nacional y necesitamos una gran alianza entre el sector público y privado”.

En el caso de Morena, tiene el proyecto de sacar al cine mexicano del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, impondría 30% del tiempo total de exhibición para las producciones nacionales, dos semanas obligatorias en cines y regulación en los horarios para las películas mexicanas y propone contemplar un incentivo fiscal para los exhibidores que cumplan con un mínimo de 35% de cine nacional exhibido en pantalla.

“¿Se hace cine mexicano?, muchísimo, 175 películas se hicieron el año pasado y apenas llegan 30 a las pantallas. Tienen más reconocimiento fuera de nuestro país que en el nuestro. Tenemos que fortalecer los circuitos de exhibición y distribución de lo que sucede en el quehacer cultural”, dijo Alejandra Frausto, representante de la coalición Juntos Haremos Historia que encabeza López Obrador.

Enfatizó en que es fundamental generar equilibrios con las empresas de la iniciativa privada que se dedican a la distribución y exhibición de algunos bienes culturales.

Por su parte, Raúl Padilla, vocero de la coalición Por México al Frente que dirige Ricardo Anaya señaló:

“Aplaudo la iniciativa de hablar de una cineteca en cada entidad. El problema es que 70% de las ciudades con más de 5,000 habitantes no tiene un cine, no digamos una sala para ópera o un teatro”.

Finalizó con “se tienen que revisar los incentivos fiscales que existen para recuperar la gran industria cinematográfica que en el pasado llegó a ser la segunda que más aportaba al el Producto Interno Bruto. 20 millones de pesos es simbólico para una película, si salen las películas, pero a duras penas y no se recupera ni la cuarta parte. Sería más productivo apoyar con mayores montos a menos películas pero mejor desarrolladas”.

Propuestas

  • Cinetecas en todo el país
  • Menos películas apoyadas con los fondos del Estado, pero con más dinero.
  • Sacar al cine mexicano del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.
  • 30% del tiempo total de exhibición para las producciones nacionales.
  • Dos semanas obligatorias en cines y regulación en los horarios para las películas mexicanas.
  • Incentivo fiscal para los exhibidores que cumplan con un mínimo de 35% de cine nacional exhibido en pantalla.

[email protected]