El Festival Distrital de Paula Astorga, presentó este martes a la prensa la programación de la primera Semana de Cine Mexicano y otros mundos, porque el cine mexicano, dijeron los organizadores y los cineastas presentes, se debe ver principalmente en México y no solamente en Cannes.

Se trata de una variada programación de 18 películas, algunas de segunda corrida, es decir, que ya estuvieron en cartelera, como "Conozca la cabeza de Juan Pérez", y "Corazón del tiempo" de Alberto Cortés.

La Semana iniciará con la exhibición de "Abel", la primera película de ficción del actor y cineastas Diego Luna, el estreno al público de Somos lo que hay, de Jorge Michel Grau, proyectada en la Semana de la Crítica en el Festival de Cannes.

La película de la ya veterana cineastas, María Novaro, las buenas hierbas, es también parte de la programación, la ganadora del premio Ariel, el documental Flores para un soldado de Javier Garza Yánez.

Pero la sensación del festival serán las películas de jóvenes y desconocidos cinestas, como Flor de matrimonio, de Elisa Lipkau, Mexicali, de Juan Palacio y Max Herralde, Tesis laboral de José Antonio Hernández, y Pan y Leche de Xavier de la Vega y Carim Azeddine, entre otras.

Un nuevo circuito de exhibición

Detrás del festival cinematográfico Distrital, Semana del Cine mexicano y Otros mundos, se encuentra otro proyecto largamente acariciado por las autoridades perredistas del Gobierno de Distrito Federal: la creación de un circuito de exhibición exclusivo para el cine mexicano.

Alguna vez con Rosario Robles en el GDF se quisieron comprar varios cines grandes y antiguos que alguna vez tuvieron dueños, entre ellos Cotsa, cines gigantes que ahora se encuentran derrumbados y acumulando polvo; pero el proyecto de una cadena de cines para la ciudad no prosperó por grillas internas y por dinero.

A partir de la creación de la nueva Ley de Filmaciones en el DF y lay de Fomento al Cine Mexicano, aprobada en la asamblea de representante en el 2009, se planteó la creación de un circuito de exhibición, con la compra de varios cines.

Acondicionar salas es muy costoso, lo que queremos es buscar salas pequeñas, ya sea para acondicionarlas y crearlas de 80 o 90 personas y ese será el punto de partida para que la ciudad sea la primera en el país donde se pueda ver cine mexicano , dijo Manuel Zepeda, coordinador de circuito de festivales de la Secretaría de Cultura del Distrito Federal.

La idea es que el 50% de los ingresos que ingresen al GDF por concepto de licencias y permisos por rodajes de películas y grabaciones de telenovelas y comerciales y que a decir de un funcionario del GDF, ya empezaron a circular y son millonarias .

Esperamos que antes de que termine esta administración (la de Marcelo Ebrard) nos ingresen recursos y podamos arrancar por lo menos con tres salas en donde podamos ver 100% cine mexicano , dijo el funcionario.

¿De qué depende? De los asambleistas, ya sabe que ellos tiene sus propios tiempos , dijo.

[email protected]