Como parte de la colección editorial "Saltillo Eres Tú", la administración municipal de la entidad publicará en próximas fechas el volumen "Mi querido Salvador Novo", correspondencia personal entre el escritor, de quien se conmemora mañana su 39 aniversario luctuoso, y Dora Madero.

De acuerdo con Iván Márquez Morales, director del Instituto Municipal de Cultura de Saltillo, esta correspondencia, reunida por Javier Villarreal Lozano, habla de la historia y la política cultural de Coahuila.

"Menciona cómo la señora Madero fue incursionando la cultura en el tema gubernamental y sobre el inicio de esta labor dentro de las políticas de gobierno para nuestro estado, conformando las células de lo que es la cultura hasta ahorita", agregó Márquez Morales, reportan medios locales de la entidad.

Perteneciente al grupo de "Los Contemporáneos" y miembro honorario de la Academia Mexicana de la Lengua (AML), el reconocido y prolífico escritor, cronista e historiador Salvador Novo nació el 30 de julio de 1904 en la Ciudad de México.

A decir de sus biógrafos, Novo y Xavier Villaurrutia dirigieron la revista "Ulises", que iniciaba en México la modernidad literaria. Posteriormente, publicó en la revista "Contemporáneos", que daría nombre al grupo homónimo de vanguardia al que perteneció.

Las letras fueron su pasión desde muy joven, y de esto da cuenta Emanuel Carballo de Novo en el documental "Protagonistas de la literatura mexicana".

"Es un ser que llama a las cosas, por prohibidas que éstas sean, por su nombre de pila (...). De ahí su apabullante presencia cuando aparecía en un salón, dictaba una conferencia, asistía a un recital, se encontraba en un café o irrumpía en el teatro, e incluso en el escenario mismo no había otra cosa que ver que sus ojos reflejados en sus excéntricos anillos".

Pero también ese gran amor por las letras lo encamino hacia la docencia y en 1928 escribió textos como "La educación literaria de los adolescentes".

Su compromiso no sólo fue literario, ya que en 1946 emprendió una faceta política que lo llevó a participar en la fundación del Partido Popular Socialista, despertando aún más su ardiente defensa e identidad por los valores mexicanos, reseña el portal "biografiasyvidas.com".

Entre sus obras poéticas destacan: "XX Poemas" (1925); "Nuevo amor" (1933); "Espejo" (1933); "Seamen Rhymes" (1934); "Romance de Angelillo y Adela" (1934); "Poemas proletarios" (1934); "Never ever" (1934); "Un poema" (1937); "Poesías escogidas" (1938), y "Nuestra Tierra" (1944).

Mientras que en cuanto a las obras teatrales figuran: "Astucia" (1948) y "La culta dama" (1948), ésta última dio origen a la película mexicana homónima, dirigida en 1957 por Rogelio A. González.

En palabras de Carlos Monsiváis (1938-2010): Novo sin ser un escritor popular, si es un secreto a grandes voces, y que, además, se ha plantado como "paisaje de época y celebración de lo marginal".

Mientras que Alí Chumacero lo calificó como un "hombre de agudeza singular y dispuesto siempre a percibir en los otros aquellos rasgos que muestren posibilidades de burla o de diatriba. Salvador Novo no desaprovechaba ocasión para probar las armas de su ingenio.

"Célebres fueron sus sátiras algunas desmedidas, otras discretas con que distribuyó abundantes vejaciones entre sus contemporáneos. En personalidades de significación artística, política o científica solía descubrir o imaginar, defectos sumamente propicios para desatender sus cualidades y, en cambio, evidenciar lo que haría disminuir sus méritos.

"Esa actitud, cultivada diestramente, se correspondía con un humorismo que invadió casi la totalidad de su trabajo, el cual abarcaba multitud de géneros: poesía, teatro, periodismo, crítica, publicidad, historia. En todos ellos se deslizaba con frecuencia esa intención de buscar el aspecto gracioso, cuando no el ridículo, del mundo en que le tocó vivir".

Salvador Novo, pilar de las letras mexicanas del siglo XX y autor de obras que tratan temas diversos como el amor y la modernidad de su época, murió el 13 de enero de 1974.

MFH