El escritor italiano Roberto Saviano protestó hoy por una fotomontaje en la portada de la revista 'Max' en el que aparece muerto en una morgue.

'Me parece que el fotomontaje en el que aparezco muerto en la morgue es de mal gusto. Es una imagen utilizada para especular sobre las condiciones de quienes como yo viven protegidos en Italia y el exterior', declaró.

El autor de "Gomorra", un "best seller" sobre la mafia napolitana, que le costó tener que vivir bajo escolta tras recibir amenazas de muerte, dijo que el fotomontaje era 'una falta de respeto para todos aquellos que por diversos motivos, a menudo lejos de los reflectores, arriesgan la vida'.

'Toda esta presión sobre mi muerte afecta, además, a mi familia, pero aseguro a todos que no tengo intenciones de morir', añadió.

La revista mensual 'Max' dedica su último número al escritor y en la portada, además de presentarlo muerto, extendido en una camilla de la morgue, dice: 'Han matado a Saviano'.

Pero la publicación argumentó que la idea de dedicar un número a la 'muerte de Saviano' nació ante los continuos ataques contra el escritor napolitano, de 31 años de edad.

Se refirió, en particular, a las declaraciones del futbolista del Milán, Marco Borriello, quien recientemente declaró a la revista "GQ" que Saviano había lucrado con la ciudad de Nápoles, exaltando exclusivamente su parte negativa.

El director de "Max", Andrea Rossi, recordó, que además, el escritor fue criticado por el Primer ministro, Silvio Berlusconi.

Opinó que lo que se busca es desligitimar al escritor para, eventualmente, abrir la puerta a su eliminación.

En 'Gomorra', que se convirtió en un 'best seller' mundial, Saviano desentrañó los tejes y manejes de la Camorra, la mafia napolitana.

Su libro fue llevado al cine en una película dirigida por Matteo Garrone.