Todos hemos conocido a alguien así: joven, impulsivo, una bala perdida que no conoce consecuencias. Yo tuve una compañera en la carrera que no sé si era borderline, pero ahora creo reconocer en ella algunos señales… Se suicidó , dice Andrea Salmerón, directora de la obra de teatro Borderline. El border me parece el problema de nuestra era. Está muy subdiagnosticado y en México no hay un solo grupo de apoyo .

Anorexia, bulimia, abuso de sustancias, violencia: se les trata como problemas per se, pero muchas veces son síntomas de un trastorno mayor.

El trastorno límite de personalidad, o borderline, está definido en el DSM-IV (el catálogo psiquiátrico de las enfermedades y desórdenes mentales) como un trastorno de la personalidad que se caracteriza por inestabilidad emocional, pensamiento extremadamente polarizado y relaciones interpersonales caóticas .

Borderline nació como teatro cuando la actriz Mónica Bejarano (que protagoniza la obra) se encontró la novela, del mismo título, escrita por Marie-Sissi Labrèche. Leyó una página y decidió que quería hacerla en teatro , dice Salmerón.

Bejarano buscó a Labrèche por todo Quebec. Sorpresa: a Marie-Sissi (por su primer nombre, con cariño, la nombra Salmerón) le gustó la idea de su novela como obra de teatro. Labrèche padece una forma grave del borderline, pero ha logrado la estabilidad a partir de un trabajo constante.

Escribe novelas, guiones, tiene una familia , dice con admiración Salmerón, es una superviviente .

Peo ¿cómo se aborda un tema tan complejo como una enfermedad mental a partir de un recuento personal muy valioso pero siempre sesgado, subjetivo? ¿Cómo ser informativo sin perder valor artístico?

En cuanto Salmerón decidió dirigir la obra (originalmente sólo iba adaptarla), buscó asesoría. Leí la novela e hice investigación primero en línea.

Me di cuenta de mi profunda ignorancia . Lo primero fue hablar con alguien que vivía el trastorno: Una chica borderline que me mandó textos escritos por ella misma . Esos textos ayudaron al moldear a Sissi, el personaje principal: Necesitaba saber cómo dirigir a un personaje que está entre la neurosis y la psicosis, sin que cayera en ninguna de las dos .

Finalmente, Salmerón se puso en contacto con Elena Fernández del Valle, psiquiatra experta en el tema. Fue un viaje de autoconocimiento:

Reconocí cosas de mi propio carácter. Fui una adolescente difícil, muy apasionada e impulsiva. Lo mismo le pasó Mónica Bejarano. Las dos somos así .

Borderline cuenta la historia de Sissi (Bejarano), una joven que no tiene control sobre su mente ni sobre su vida y que tiene relaciones extremadamente problemáticas con los hombres (Damián Cordero interpreta a todos los hombres del mundo ).

La abuela de Sissi (María de la Luz Cendejas) trata de ayudarla pero no sabe cómo. Así debe sucederle a cientos de familias que tienen, sin saberlo, a un adolescente que padece un trastorno grave, pero tratable.

DEBEMOS APRENDER ?A PRODUCIR DE OTRA MANERA

Apasionada como ella misma se reconoce, Andrea Salmerón convenció a Bejarano de que Borderline se produjera de manera independiente: Ha sido un viacrucis, como sucede a toda producción independiente de gente que no es famosa ni beneficiaria asidua de las becas .

Antes de decidir la vía independiente, exploraron los caminos institucionales. Bejarano buscó el apoyo del Efiteatro 226 bis, estímulo fiscal para que los contribuyentes inviertan en el teatro. No funcionó: Los inversionistas todavía están temerosos-dice Salmerón-. Luego metimos el proyecto al Fonca y no salió beneficiado. La obra todavía estaba verde.

Estoy harta del modelo mexicano de producción: esperando dos o tres años el apoyo gubernamental, que te den 30 funciones en un teatro dado para después guardar tu producción en una bodega donde se queda por siempre y para siempre hasta que se convierte en basura.

Los teatristas mexicanos hemos olvidado que queremos hacer teatro no por la becas ni por los apoyos, sino porque queremos hacer teatro.

Hagamos el teatro que queremos hacer, con o sin apoyo oficial. Con los recursos que haya y con mucho amor .

Por eso, Borderline es una producción totalmente independiente donde todos cargan, todos mueven, todos hacen. Es una obra portátil que cabe en una pick up. No queríamos pensar que todo era una pérdida, el típico temor del teatro mexicano. Aquí íbamos a arriesgar dinero .

Consiguieron 12 funciones en el Teatro la Capilla, un foro con gran tradición en el teatro que va por la libre. No estamos inventando el hilo negro, muchos grupos teatrales ya nos han puesto el ejemplo de que se puede hacer teatro independiente de manera exitosa. Por ejemplo, la obra Más pequeños que el Guggenheim se gestó así y fue un éxito .

Entonces, acerca del dinero, comenta: Mónica está asumiendo los costos de producción y la renta del teatro. Los demás no hemos cobrado.

Nuestro sueldo va a salir de la taquilla. Estas 12 funciones no van a ser nuestra temporada, son sólo una muestra de nuestro trabajo para después buscar otros teatros, otras ciudades, otros públicos. Por ejemplo, el público de los psicoterapeutas. O el de los adolescentes en las preparatorias y universidades.

No es una obra para todo público ( no nos guardamos nada, retratamos el borderline en toda su realidad ); sin embargo, el mensaje final es positivo: En la novela la protagonista se suicida. A mí me interesó más apostar por la vida, como Marie-Sissi hizo en la realidad. Hay esperanza. Hacer eso sin cursilería es nuestro objetivo .

Borderline

  • De Marie-Sissi Labrèche
  • Dramaturgia de Mónica Bejarano y Andrea Salmerón.
  • Estreno: domingo 10 de febrero, 6 pm.
  • Teatro la Capilla.
  • Dirección: Madrid 13, Del Carmen Coyoacán.
  • Funciones: Todos los domingos hasta el 28 de abril.

[email protected]