Galería: El príncipe de Gran Bretaña recibió consejos atléticos del hombre más veloz del mundo en el estadio de la Universidad de las Indias Occidentales en Kingston. Ambos se colocaron en los bloques de la pista, pero Enrique salió disparado en una arrancada en falso, mientras Bolt se reía y trotaba tras él. Al final, ambos hicieron la pose tradicional de Bolt, apuntando al cielo con el índice.