El nuevo etiquetado para alimentos con alto contenido calórico y bebidas azucaradas en México podría ocasionar que en un plazo de aproximadamente tres años los consumidores vuelvan a comprar este tipo de alimentos.

Se reflejó una omisión de los octógonos (etiquetados), según los analistas que fueron consultados después de la experiencia de implementación de la misma ley en algunos países de Latinoamérica como Chile y Perú.

Y es que, pese a que los consumidores reflejan un impacto inmediato a la industria con la aplicación de este tipo de reformas, Chile presentó que las ventas de productos con un alto contenido calórico y de azúcares comenzaron a incrementar luego de algunos años.

“Nuestro equipo en Chile —donde se implementó la ley de etiquetado hace ocho años— registró una baja en todos estos productos que tenían los excesos de calorías de grasas y se cayó el consumo; sin embargo, lo que hemos visto, analizando los datos posteriores a este lanzamiento, tardó aproximadamente tres años para que todo este consumo volviera a hacer lo que era antes”, mencionó en entrevista Adrián Ávalos, expert solution de Kantar México.

Perú fue otro de los países en adoptar esta medida únicamente en productos de venta en supermercados; sin embargo, tuvieron una diferencia: se le dio tiempo a la industria de prepararse para dicha implementación. por lo que tuvieron margen para reformular sus productos y así evitar un impacto mayor.

En el 2013, entró en vigencia la Ley 30021, misma que contempla la promoción saludable para niños y adolescentes. Para el 2017, se aprobó el manual de advertencias publicitarias, donde ya se refleja el detalle de las leyendas de los octógonos y este año entró en vigor.

“Es una ley que comenzó con una promoción de la alimentación, ejercicio, actividad física y publicidad”, indicó en entrevista Francisco Luna, country manager de Kantar en Perú.

Los resultados reflejaron que, en julio de este año, las ventas de productos finales —galletas, refrescos, cereales— registraron una caída de 4%; mientras que productos que son definidos como complemento —margarina, soya, crema para café, entre otros— no presentaron disminuciones.

La reformulación —productos con el mínimo de azúcar o grasas permitidas— generó un incremento de más de 10% en agosto, según el especialista de Kantar; mientras que los productos sin este proceso cayeron 10 por ciento.

El especialista no descartó que en los próximos tres años reflejen la misma tendencia que en Chile, pues dijo las personas vuelven a consumir estos alimentos acompañados con actividad física o alimentos saludables, por lo que debe ser un tema tratado de manera integral, ya que la obesidad y sobrepeso no es tema exclusivo de los alimentos y bebidas.

“No se puede considerar que los productos son los causantes de todos los males que existen en los países, y creo que en Perú se ha entendido de esa manera y por eso todo comienza con una ley de promoción hacia la educación, hacia la promoción y publicidad”, expresó.

La ley de etiquetado refiere que los productos industrializados y bebidas azucaradas deberán rotularse con un etiquetado de advertencia o con las características nutricionales en las que el producto supera el valor nutricional.

Éstos deberán contener un símbolo octagonal de fondo negro y borde blanco que tenga la leyenda “Alto en”, seguido de las características que contenga: grasas, sodio, azúcares, entre otras.

El Senado aprobó recientemente en México la ley en materia de etiquetado frontal de advertencia en alimentos y bebidas con el objetivo de que los consumidores tomen decisiones informadas respecto a su alimentación con base en etiquetados claros y sencillos de entender.

[email protected]