Sinaloa, Aguascalientes y Oaxaca registran la desigualdad más alta de ingresos entre la población más vulnerable con respecto a las familias más acaudaladas. En el primero se observó que al mes, una familia que pertenece al decil I percibe ingresos por 3,139 pesos, mientras que una familia que se encuentra en el decil X, en promedio registra ingresos por 85,943 pesos.