El tenor español Plácido Domingo, a quien varias mujeres acusaron en los últimos meses de acoso sexual, dijo este martes que lamentaba el "sufrimiento" causado y aseveró que asume "toda la responsabilidad" de sus actos.

"Quiero que sepan que siento mucho el sufrimiento que les causé", dijo el cantante, de 79 años, en un comunicado enviado por sus representantes en Los Ángeles.

La declaración es un giro de 180 grados, ya que hasta ahora el tenor había negado firmemente las acusaciones en su contra.

"Asumo toda la responsabilidad de mis acciones", dijo el artista, afirmando que entiende que "algunas mujeres hayan podido tener miedo a expresarse abiertamente, por el temor de que sus carreras se vieran afectadas" por ello.

Domingo, que en su larga y prolífica carrera ha actuado en las óperas más prestigiosas del mundo y ganado 12 premios Grammy, ha sido acusado por al menos 20 mujeres de besarlas a la fuerza, manosearlas o acariciarlas, en incidentes que se remontan, en algunos casos, a hace 30 años.

Varias de las mujeres dijeron que intentó presionarlas para que tuvieran relaciones sexuales con él, y que a veces incluso tomaba represalias profesionales cuando rechazaban sus insinuaciones.

El comunicado fue difundido apenas unas horas antes de que la asociación estadounidense de músicos (American Guild of Musical Artists, AGMA) publicara las conclusiones de su propia investigación, anunciada el pasado septiembre.

En su informe, AGMA sostiene que Domingo tuvo "una conducta inapropiada, desde el flirteo hasta proposiciones sexuales, dentro y fuera de su lugar de trabajo".

"Muchos de los testigos expresaron temor a represalias profesionales como razón para no hablar antes", indica la asociación, apostillando que sus administradores "han aceptado las conclusiones del informe y tomarán las acciones correspondientes".

La AGMA precisó que los detalles de la investigación no serán divulgados. El diario The New York Times informó que el tenor y el sindicato negociaban un acuerdo para limitar los comentarios públicos sobre el resultado de la investigación, pero que éste fue dejado de lado tras filtraciones del informe a la prensa.

Según el Times, que cita un correo electrónico de líderes de AGMA al directorio, Domingo tenía previsto pagar 500,000 dólares al sindicato a cambio de que guardaran silencio sobre la investigación, pero "una ruptura flagrante de la confidencialidad" hizo que el equipo legal del tenor abandonara el acuerdo.

La portavoz de Domingo, Nancy Seltzer, dijo  que "lo que es cierto es que estamos en conversaciones continuas con el sindicato sobre cómo avanzar".

 Cancelaciones en EU, conciertos en Europa 

El tenor asegura que pasó meses "reflexionando sobre las acusaciones que varias colegas" realizaron en su contra y agregó: "respeto que estas mujeres finalmente se hayan sentido cómodas para hablar".

El cantante dijo también que está "comprometido con promover un cambio positivo en la industria de la ópera, para que nadie más deba pasar por una experiencia así", y dijo tener "el ferviente deseo" de que el mundo de la ópera sea más "seguro" para todos, y que su ejemplo "anime a otros".

El director ejecutivo de la AGMA, Leonard Egert, aseguró que el sindicato busca proteger a sus miembros y llamó a "cambiar la cultura" en los campos de la ópera, la música coral y la danza "para garantizar que los artistas se sientan respetados y empoderados para enfrentar el acoso sexual".

La AGMA anunció una campaña publicitaria y cursos de formación para prevenir el acoso sexual y alentar a sus miembros a denunciar abusos.

El comunicado del cantante fue publicado horas después de que un jurado de Nueva York declarara culpable de agresión sexual y violación al exproductor de cine Harvey Weinstein, que enfrenta hasta 29 años de cárcel.

Las denuncias contra Weinstein dieron nacimiento al movimiento contra el acoso y las agresiones sexuales #MeToo, que se ha extendido por todo el mundo y en numerosos ámbitos, desde la política a la música.

A raíz de las acusaciones, Plácido Domingo abandonó en octubre la dirección de la Ópera de Los Ángeles, que ocupaba desde 2003.

Igualmente renunció a actuar en la Ópera Metropolitana de Nueva York. La Orquesta de Filadelfia y la Ópera de San Francisco anularon sus representaciones, previstas esta temporada, y la Ópera de Dallas también canceló un concierto suyo programado el próximo marzo.

En Europa, no obstante, Domingo ha seguido actuando en diversos escenarios, y en los próximos meses tiene previsto hacerlo en Hamburgo, Moscú, Madrid, Viena, Verona o Londres.

erp