Aguacateros de Michoacán invertirán 50 millones de pesos en un fondo patrimonial para pagar una plaza de investigador, quien estará adscrito al Instituto de Ecología (Inecol) y se dedicará al tema de los aguacates. Este modelo es un ejemplo de cómo generar el círculo virtuoso para caminar hacia la sociedad del conocimiento, informó en entrevista Martín Ramón Aluja Schuneman Hofer, Premio Nacional de Ciencias y Artes 2013.

El científico destacó que se firmó un convenio por 99 años y que el recurso se va a manejar en un fondo patrimonial y sólo se van a utilizar los intereses para pagar la plaza y parte de las investigaciones que esa persona va a llevar a cabo, aunado a eso, los productores van a hacer otra aportación a lo largo de esos años de 100 millones de pesos (...), estamos empezando a trabajar como lo debimos haber hecho desde hace mucho tiempo , explicó.

El ingeniero agrónomo especializado en la ecología del comportamiento de insectos y el manejo de plagas mediante mecanismos biorracionales se dijo feliz por las 520 plazas que creará el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), pero no son suficientes, porque la industria privada no está creando una plaza por cada plaza que Conacyt o el Estado crean (...) y ésa es la asignatura pendiente .

Dijo que es muy importante que los empresarios dejen la retórica y se pongan a invertir en ciencia y tecnología, así los resultados van a ser bastante rápidos y van ver mejores inversiones productivas, mejores procesos, modelos, patentes y en poco tiempo le daríamos la vuelta al modelo actual .

Moscas, aguacates?y millones de pesos

Sin duda, la apertura de una plaza por el sector privado, en este caso primario, es importante; sin embargo, para que esto sucediera fue necesario que pasaran 12 años y que en el 2001 Martín Aluja publicara el primer trabajo sobre la conducta de las moscas del género Rhagoletis en México en colaboración con la Universidad de Notre Dame y el Instituto Nacional de Ecología (INE).

Este trabajo de investigación demostró que el aguacate Hass, producido en Michoacán no es susceptible de ser huésped de la larva de la mosca de la fruta. Este hallazgo se tradujo en la apertura de nuevos mercados para este producto, principalmente en Estados Unidos, así como en una importante derrama económica.

Los productores agrupados en la Asociación de Productores, Empacadores y Exportadores de Aguacates de Michoacán (APEAM) invirtieron 1 millón de dólares en la investigación de la mosca de la fruta, pero a lo largo de 12 años han recibido alrededor de 4,500 millones dólares en ganancias por la exportación de su producto, además de 50,000 empleos generados de manera directa e indirecta , explicó Aluja.

Con lo anterior se ha generado un círculo virtuoso , pues se ha logrado conjuntar la cooperación de funcionarios de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), con investigadores y el sector primario (productivo).

Es un modelo que debería multiplicarse, los empresarios y las industrias de México pueden agarrar el modelo de los aguacateros para financiar investigaciones y al rato vamos a tener 10,000 o 20,000 plazas pagadas por el sector privado. Deben entender que es la única manera en que el país va a afianzar esta cultura .

Para Aluja, estamos por primera vez frente a un Presidente que pone las palabras en los hechos, porque antes se había hablado con mucha retórica del apoyo a la ciencia y la tecnología, a la cultura, pero no se ponía el dinero sobre la mesa; en esta ocasión, por dos años consecutivos hemos visto aumentos muy sustanciales al presupuesto, es decir, hay congruencia entre el discurso y los hechos.

Hace falta compromiso

Por lo anterior, el científico consideró que es una obligación ética de los investigadores que viven del erario público buscar la solución de los problemas que aquejan al país: Por eso es necesario que nos comprometamos de manera muy decidida con la sociedad con estos apoyos adicionales que se están recibiendo, y la única manera de lograrlo es comprometiéndonos a generar ciencia de frontera, de muchísima calidad, que automáticamente va a derivar en soluciones .

Soy un convencido absoluto, destacó, de que hemos fallado a lo largo de muchos años en el sentido de que de alguna manera hemos vivido abstraídos de una realidad. Si tuviéramos fresco en nuestros ojos a las personas que viven en la miseria total y con hambre y luego viéramos lo bien que viven los investigadores, honestamente deberíamos dejar de estar protestando, pienso que como comunidad científica y tecnológica (…) debemos ponernos a construir el país que tanto anhelamos a través de la ciencia y la tecnología .

México es un país con muchas personas en estado de pobreza y la comunidad científica tiene una enorme responsabilidad de cara a la nación de atender muchos de esos problemas generando ciencia de mayor calidad. En opinión de Martín Aluja, si los jóvenes investigadores que han salido del país, por razones respetables, hubieran regresado, hoy seríamos una potencia igual de grande que Alemania .

[email protected]