El mariscal de campo Tom Brady junto con el equipo de los Patriotas de Nueva Inglaterra desfilan en Boston, Massachusetts, celebrando la victoria del Super Bowl LI. Los Patriotas derrotaron a los Los Halcones 34-28 en tiempo extra.