El aire de primavera, con sus lluvias ligeras y sus días soleados hacen de las vacaciones de Semana Santa días idóneos para recorrer la ciudad. Una gran manera de pasearse en estos días es visitar los museos que, en su mayoría, permanecen abiertos al público.

Distintos rumbos, distintos mundos. Desde el arte flamenco hasta lo más interesante del arte experimental contemporáneo: aquí una lista de las muestras y los museos más atractivos.

Museo Nacional de Arte (Tacuba 8, Centro)

El Museo Nacional de Arte, el Munal , exhibe en sus paredes los mejor del arte mexicano, una historia que abarca más de cuatro siglos. Como exposición temporal, el museo ofrece Arte flamenco del siglo XVII, colección del Real Museo de Bellas Artes de Amberes, excelente recorrido para todo aquel interesado en la historia del arte. Los maestros flamencos capturaban la luz en sus pinceles y su técnica realista es impresionante.

Museo de Arte Moderno (Reforma y Gandhi, Chapultepec)

Desde su reciente remodelación, el Museo de Arte Moderno (MAM) se ha visto revitalizado. De sus muestras temporales la más recomendable es Fotografía moderna mexicana, revisión del acervo fotográfico del museo. Son imágenes que cuentan la historia reciente mexicana, desde la vida cotidiana hasta los grandes procesos político-sociales que han formado nuestra realidad actual.

Museo Universitario de Arte Contemporáneo (Insurgentes Sur 5000, dentro del Centro Cultural Universitario)

Para arte contemporáneo, nada mejor que el MUAC. El MUAC ofrece visitas guiadas por su colección permanente y sus exposiciones temporales. De estas últimas, son recomendables la retrospectiva del artista libanés Akram Zaatari. Zaatari es un enamorado de la imagen y se ha dedicado a conservar todo tipo de fotografías, películas y videos, desde comerciales hasta videoartes. Con su obra se pueden rastrear las aspiraciones y arquetipos de las sociedades contemporáneas.

Museo Dolores Olmedo (Av. México 5843, La Noria Xochimilco)

Como cada año, el Dolores Olmedo ofrece varias actividades referentes a la Semana Santa. El museo celebra su Cuarto Carnaval de Tradiciones, donde el Altar de Dolores preside la fiesta. El sábado 7 de abril invitan a todos, sobre todo a los niños, a la quema de Judas. Ese sábado es un buen día para visitar el Dolores Olmedo, pues el museo también ofrece vendimia y muestra gastronómica. Además, por supuesto, hay que visitar la colección permanente conformada por obras de Diego Rivera y Frida Kahlo.

Museo del Palacio de Bellas Artes (Eje Central y Av. Juárez, Centro)

Bellas Artes es una parada obligada para el turista que visita nuestra ciudad y también para el nativo que quiera sentirse turista en estos días de vacación. Si no conoce Bellas Artes es como si no conociera la ciudad: tiene que ver esos murales. La visita es todavía más obligada porque el Palacio ofrece Fernando Botero: una celebración, la más extensa retrospectiva que se ha hecho de la obra del pintor y escultor colombiano. Son más de 100 piezas que incluyen cinco esculturas monumentales que ocupan la explanada de Bellas Artes. Imperdible.

Museo Franz Mayer (Av. Hidalgo 45, Centro)

Esta sería una buena combinación: visitar Bellas Artes y luego caminar un par de cuadras para darse una vuelta por el Franz Mayer. El Mayer es el más importante museo de artes decorativas de nuestro país y es un bonito reducto casi privado, donde los ruidos de la transitada avenida Hidalgo se pierden en las paredes del museo.

Adentro todo es paz. El Mayer ofrece, además de su colección permanente, tres buenas exposiciones temporales. Escultores novohispanos es un recorrido por el arte sacro de nuestra era colonial; La cerámica debajo de la piel muestra la obra reciente del ceramista Alberto Díaz de Cossío; y Evocación Ming está dedicada al diseño de muebles del escultor mexico-filipino Eduardo Olbés.

BVC