Tras la proyección a la prensa de "Biutiful", que hoy fue estrenada en competencia por la Palma de Oro de la 63 edición del festival de cine de Cannes, Alejandro González Iñárritu afirmó que se siente feliz y orgulloso .

Es la primera vez que estoy satisfecho con un filme. Éste me emociona. Está vivo y me hizo descubrir cosas en mí esta vez , declaró González Iñárritu en la rueda de prensa posterior a la primera proyección, quien estuvo acompañado de sus coguionistas y de los actores, encabezados por el protagonista, Javier Bardem, muy aplaudido.

Horas después, el lunes en la noche, tras la presentación de Biutiful, el realizador mexicano y el actor español recibieron una ovación de pie durante 10 minutos .

Según asiduos al Festival, es raro ser testigos de una ovación tan larga y tan vibrante para una película en Cannes.

Biutiful es la única película de un país latinoamericana que compite por la Palma de Oro.

Estoy emocionado , me conmovió mucho , es una película magnífica , excelente , lloré , fueron algunos de los comentarios escuchados por las agencias noticiosas en la gala celebrada en el gran teatro del Festival, donde tuvo lugar el estreno mundial de la esperada película.

El cineasta mexicano dejó ver su alegría y emoción ante tal recibimiento. Abrazó a sus padres, que lloraban, y a su esposa y a sus hijos, y levantó los brazos en señal de triunfo. Bardem dio unos pasos de baile, mientras que su novia, Penélope Cruz, dejó ver unas lágrimas.

Temor y esperanza

El director mexicano confesó en la conferencia que teme a la muerte y hace cine en respuesta a ella.

Me aterroriza la muerte , afirmó González Iñárritu en la rueda de prensa. Estamos indefensos frente a ese reloj y su tic tac te lleva a interrogarte , comentó el realizador a la pregunta de una periodista.

Mi respuesta es hacer películas. No se puede hacer otra cosa , agregó González Iñárritu.

El director y guionista mexicano insistió en que su película, aunque dura, es la más esperanzadora que he hecho .

La película gira en torno a los últimos días de vida de un hombre que se dedica a ser intermediario de un negocio de comercio pirata en Barcelona.

Refleja la dura situación, en un mundo hostil, de inmigrantes chinos y africanos en España con los que trabaja, ante la cual, el protagonista, un magnífico Javier Bardem, toma una actitud de compasión mientras se va muriendo de cáncer, mientras navega contra el destino , en palabras del director.

Magnífica actuación

La actuación de Javier Bardem, sobre la que reposa en gran parte el filme, fue unánimemente aplaudida. Bardem puede con cosas mínimas transmitir la complejidad del personaje, y eso requiere mucho talento , destacó González Iñárritu. El de Uxbal, el personaje de Bardem, es un viaje intenso, interior. Es una navegación delicada, y él lo interpreta con notas muy sutiles , agregó el realizador.

Ausencia de Arriaga

Al preguntársele cómo se sentía al haber tenido en manos el total control de Biutiful (en sus tres obras anteriores, "Amores Perros", "21 gramos" y "Babel", contó con la colaboración de Guillermo Arriaga), respondió que tuvo el total control de todas ellas.

Siempre he tenido total control de todas mis películas. Y ésta no ha sido diferente de mis otras experiencias , destacó el Negro Iñárritu, que rodó su película en Barcelona.

Frío recibimiento

En cambio de la función nocturna, en el pase de prensa del filme, el lunes por la mañana, la película dividió a los reporteros.

La prensa internacional recibió fríamente Biutiful.

El cuarto largometraje de González Iñárritu fue recibido con mucha emoción y lágrimas pero escasos aplausos por la prensa que cubre el festival de Cannes en su primer pase de la mañana de ayer, que llenó la sala.

Sin embargo, los críticos de la prensa especializada consideran que la película tiene todos los ingredientes para ganar la Palma de Oro.