Es cierto. Ahora la gente escucha más música que nunca, y lo hace en todos lados, a todas horas y en múltiples formatos. Sin embargo, así como ha aumentado la cantidad, es posible escuchar una drástica disminución en la calidad.

Así, podemos cargar con miles de canciones en un iPod, pero la realidad es que la calidad del sonido es mala y acaba con la experiencia musical, aseguran algunos músicos y productores.

Antes, la experiencia de escuchar música era un evento importante en la vida de una persona, pero ahora, con los nuevos formatos, la música se ha vuelto el ruido con lo que tapamos el ruido de la calle , asegura Gerry Rosado, productor y director de Discos Intolerancia.

Más que la calidad me preocupa que todo el tiempo haya música, pues atenta contra su valorización. Antes era una experiencia muy concreta: llegabas a tu casa y escuchabas el disco de punta a punta; hoy, no hay discernimiento sobre la propuesta musical , agrega.

La calidad, lo de menos

Es un hecho, pueden cargar miles de canciones en un pequeño dispositivo, pero al comprimir el sonido, se pierden ciertas frecuencias.

Camilo Lara, líder del Instituto Mexicano del Sonido, opina que el Mp3 es un reflejo de la forma en la que se consume música hoy en día. Es más inmediata, por tracks y portable. Históricamente los formatos ganadores no han sido necesariamente los de mejor calidad.

En el caso de los videos, el VHS triunfó sobre el Beta, cuando el Beta tenía una calidad mejor. El ocho tracks era infinitamente superior al cassette. En realidad siento que los formatos triunfan en medida por la capacidad de adaptarse al gusto del usuario, más que a la calidad .

Pero importante… para algunos

Por su parte, el cantante español Javier Corcobado explica que sí es un tema preocupante.

Yo hago la mezcla del disco y se escucha de una manera en el estudio y cuando escucho las canciones en Internet o en un reproductor de Mp3 es horrible .

Y es que ante la desaparición en los 90 del LP por cuestiones económicas, la industria se enfocó en el CD, sin importar la pérdida de calidad en el sonido.

Sin duda hay una reducción de la calidad entre lo análogo y lo digital; hay unos picos que el CD no los percibe y el oído sí, y es por eso el LP es tan codiciado , dice Alejandro Baeza director de Retroactivo Records.

El mayor problema -agrega el guitarrista Erick Neville- es que a las nuevas generaciones les importa poco la calidad y el concepto del disco... sólo les interesan los hits. No es como antes que preferías comprar LP’s que casettes, aunque fuera más incomoda su reproducción, sabias que la calidad era mejor, ahora ya no les importa .

Mientras que Fernando Gallegos director de Marchante Music dice que la tecnología brinda posibilidades de captura, reproducción, grabación y ejecución, desde las más básicas hasta las más exigentes y precisas.

Más de 90% de las personas menores de 30 años o más, jamás han escuchado una grabación analógica en toda la forma y condición precisa para apreciar cabalmente sus cualidades y diferencias con la compresión digital...

se necesita tener un oído ‘educado’ para escuchar las diferencias , agrega.

Pero el productor musical Gerry Rosado insiste en lo que llama la experiencia de escuchar música. Ahora, la lucha no es la fidelidad, sino por la disponibilidad .

Es evolución musical, no un drama

Pero no todos los profesionales ven mal lo que está sucediendo.

El Cha, músico de Fobia y Moderatto, y diseñador, dice: Claro que la música comprimida no se escucha bien y la realidad es que se pierden instrumentos, pero tampoco podemos cortarnos las venas . Y advierte que todo se trata de evolución.

Punto en el que Camilo Lara coincide al mencionar que cada época tiene su sello sonoro. Mi generación se acostumbró a escuchar con la calidad del CD, que tiene menos gracia que la del vinilo .

Liliana, vocalista de Bomba Estéreo se aparta de la polémica y asegura que lo importante es la música. No se va a escuchar igual en todos lados pero es música al fin y es importante que se escuche .

Los reproductores como el iPod te dan una gran calidad y las ventajas que todos conocemos que es llevar todas las canciones que quieras en una cajita y reproducirla donde sea , añade Erick Neville.

El productor Fernando Gallegos también se muestra agradecido: Yo me declaro fan absoluto de los iPods, es increíble poder cargar con discográficas completas en un pequeño aparato .

[email protected]