Estados Unidos intensificará durante los próximos cinco años los trabajos de investigación en torno al cáncer a fin de reducir su incidencia y hallar la cura para una enfermedad que en 2015 mató a más de 500,000 estadounidenses.

El banderazo de inicio de este esfuerzo, en el que participarán 13 agencias de gobierno, fue dado este jueves con el establecimiento por parte del presidente Barack Obama de un grupo de trabajo que estará encabezado por el vicepresidente Joe Biden.

El grupo tendrá solamente carácter asesor, pero su formación da luz verde a lo que hasta ahora ha sido un esfuerzo del vicepresidente por intensificar dicha investigación durante su último año en el cargo.

Obama explicó que esta nueva puja responde al proyectado incremento en la incidencia de cáncer a nivel mundial durante las próximas décadas y el momento único que ofrecen los avances médicos logrados en este frente.

Resulta de una importancia nacional crítica que aceleremos el progreso hacia la prevención, el tratamiento y una cura, y que nos coloquemos en una ruta para alcanzar en sólo cinco años de investigación y tratamiento lo que quizá tomaría décadas o más , indicó el mandatario en una declaración escrita.

Un memo presidencial dijo el jueves que el grupo duplicará la tasa de progresos en el tratamiento y prevención, una meta que Biden impuso este mes junto con Obama en el mensaje presidencial anual a la nación. El gobierno no especificó cómo se medirá ese objetivo, pero detalla áreas de progreso potencial, incluso el mejor uso de los fondos federales en apoyo de la prevención, tratamiento y detección del cáncer.

NOTICIA: De ADN modificado, planetas enanos y física cuántica

Dos semanas atrás, durante su último informe sobre el estado de la nación, Obama hizo eco de las palabras de Biden, quien dijo que encontrar una cura para la enfermedad debería equivaler al esfuerzo de Estados Unidos medio siglo atrás por enviar a un hombre a la luna.

Esta noche estoy anunciando un nuevo esfuerzo nacional para hacerlo, y debido a que él ha hecho los números en este y muchos otros temas durante 40 años, estoy colocando a Joe en el control de mando , anunció entonces el mandatario.

La selección de Biden no fue caprichosa.

Desde que su hijo mayor Beau murió de cáncer del cerebro el año pasado, Biden ha hecho del combate del cáncer una causa personal.

Su muerte fue una de las 589,430 reportadas el año pasado en Estados Unidos, aunque los cinco principales tipo de cáncer continúan siendo el de colon, recto, pulmón, pecho y próstata, de acuerdo con cifras de la Sociedad Americana del Cáncer.

La agrupación sin fines de lucro estima que este año un millón 685,210 de estadunidenses serán diagnosticados con cáncer, con un saldo proyectado de 595,690 muertes.

NOTICIA: ¡Que se iluminen las células cancerosas!

Las tareas del grupo incluirán mejorar el acceso a cuidados médicos para personas con cáncer, impulsar el desarrollo de nuevos tratamientos, simplificar regulaciones e identificar oportunidades en que gobierno e iniciativa privada puedan trabajar de manera conjunta.

En una pieza en el blog de la Casa Blanca, Biden anunció que ha convocado este lunes la primera reunión del grupo, donde participan funcionarios de los departamentos de Defensa, Comercio, Salud, Energía, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) y el Instituto Nacional de Salud (NIH), entre otros.

El Departamento de Defensa, la Administración de Alimentos y Medicamentos y los Institutos Nacionales de Salud figuran en una docena de agencias federales involucradas. El grupo presentará un informe de sus conclusiones a Obama a fines de diciembre, justo antes del fin del actual período presidencial.

Biden, que ha pasado los últimos meses reunido con cientos de investigadores de cáncer, ha puesto énfasis particular en eliminar los obstáculos a la colaboración y el intercambio de datos entre varios centros oncológicos, médicos y universidades. Uno de los objetivos del grupo será detectar los obstáculos burocráticos y regulatorios que perjudiquen la investigación.

Beau Biden, hijo del vicepresidente, falleció en mayo a los 46 años por cáncer de cerebro. Su muerte fue un factor importante para que Biden decidiera no aspirar a la candidatura presidencial demócrata en 2016. Afirmó que en cambio lucharía contra el cáncer antes de salir de la Casa Blanca.

FOTOGALERÍA: Calidad de vida hasta el último momento

El vicepresidente dijo que planea dirigir el lunes la primera reunión del grupo.

Con información de AP y Notimex

rarl