Los estados que crearon el mayor número de empleos formales fueron Nuevo León, Jalisco, Ciudad de México, Sonora y Baja California; a nivel nacional se generaron 377,694 plazas.