Los aumentos en las cotizaciones de los combustibles, que entraron en vigor el primer día de este año, provocaron que diferentes gobiernos estatales anuncien medidas que contrarresten el impacto en la economía familiar.