En diciembre del 2013 se inició una nueva etapa en el acceso al conocimiento de la naturaleza en México: la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) lanzó la plataforma digital Naturalista, la cual tiene un impacto en la ciudadanía mexicana.

En entrevista, Roberto Arreola, biólogo y naturalista platica sobre esta experiencia de seis años. “Es importante porque se ha puesto a disposición del público como nunca antes y en el ámbito de la conservación una plataforma gratuita donde la gente puede aprender sobre la biodiversidad de nuestro país”.

En este tiempo, como parte de un gran esfuerzo que ha hecho la Conabio se han logrado casi 1.8 millones de observaciones, eso incluye a más de 60,000 personas.

Con esta plataforma la gente tiene la oportunidad no solo de conocer a fondo las especies que suben en fotografías a través de un proceso muy sencillo, que es tomar una foto desde donde vivas o visites, subirla a la plataforma y conocer su distribución, nombre científico, cómo viven, entre otros datos, además se tiene la oportunidad de convivir con gente que también siente un interés por lo mismo, explica el especialista, “Hemos logrado una comunidad lo cual me parece importantísimo”.

“Antes de naturalista no sabíamos los unos de los otros, ahora hasta amigos podemos lograr, es gente muy valiosa que van de investigadores, a personas que no tienen que ver con la biodiversidad, pero que están activos en la plataforma”.

Arreola espera que las imágenes sigan contribuyendo al acervo de registros de especies de nuestro país, pero también que crezca como comunidad y se fortalezca pues es un agente de cambio en cuanto a la relación de la ciencia con la comunidad.

Otra forma de ver estos seis años de naturalista y su legado, es que se ha acumulado una gran cantidad de información tan valiosa que en otra situación no se hubiera logrado gracias a la evolución de las tecnologías digitales. “Eso en otras épocas hubiera sido muchísimo dinero y costado el esfuerzo de muchísimos investigadores en el campo, de esta forma fue mucho más rápido”.

Este capital es parte de naturalista que además ha generado descubrimientos científicos, pues se han descrito especies nuevas en función de fotografías, también se monitorea la biodiversidad, que, con el cambio climático y el cambio gradual de temperaturas, está haciendo que algunas especies se desplacen de su sitio de origen. “Hablamos de más de 30,000 especies que han registrado un cambio”.

También es importante el monitoreo de especies peligrosas o que son introducidas, además de especies que son vectores de alguna enfermedad, “esto a veces se llega a fotografiar y la gente no sabe que se puede tratar de un bicho potencialmente peligroso, todo esto genera conocimiento y respeto por nuestra biodiversidad”.

Naturalista además está conformando una red internacional, no es un experimento aislado, son diez países que ya trabajan con sus propias plataformas, este ejercicio amplía aún más la comunidad, lo que genera relaciones fructíferas de conocimiento.

Roberto concluye que las estrategias de divulgación para esta plataforma continuarán hasta donde se tengan recursos, pues recordemos que la Conabio sufrirá cambios importantes en este actual gobierno, sin embargo, el apoyo financiero más importante viene de la Fundación Carlos Slim. “Independientemente de la estrategia, entendemos que la plataforma ya funciona por sí sola y crece, aunque se necesita llegar a un umbral a partir del cual el crecimiento se dé mucho más rápido, pienso que estamos por alcanzar ese umbral y esperamos que la plataforma lejos de peligrar se consolide y que sea más gente la que se involucre con la observación de la naturaleza y aprenda, en lugar de realizar actividades nocivas”.

Extras:

  • Naturalista es una red social para compartir fotografías de observaciones de plantas, animales y hongos, a través de redes de tutores, curadores y espacios multiplicadores, se genera una gran base de datos en la que los ciudadanos pueden conocer sobre especies en los espacios que los rodean.
  • Cualquier persona con un teléfono inteligente puede ser parte de esta nueva generación de exploradores de la naturaleza, y ser parte de la ciencia ciudadana.
  • En 2013 la CONABIO adaptó, a una versión mexicana, la plataforma iNaturalist.org desarrollada en la Universidad de California en Berkeley, creó www.naturalista.mx y le sumó a esta herramienta digital información sobre: autoridades científicas, especies en riesgo, áreas protegidas y nombres comunes en español y en lenguas indígenas para las especies. Posteriormente, desarrolló la actual aplicación móvil para el sistema operativo Android y IOS.
  • En México, a la fecha se han desarrollado más de 2,170 proyectos en la plataforma, éstos incluyen inventarios en áreas protegidas federales, estatales, destinadas voluntariamente a la conservación, en sitios arqueológicos, en pueblos mágicos, así como proyectos que tienen que ver con especies en riesgo, especies exóticas invasoras, migratorias y vectores de enfermedades, entre otros.

[email protected]