Karl Lagerfeld murió a los 85 años en París, dejando un gran vacío en las pasarelas. De lenguaje viperino y un ingenio con el que revolucionó esa industria, a Lagerfeld también se le conoció como el "káiser" de la moda por su capacidad de renovar cada temporada a Chanel, Fendi y su marca propia durante 36 años.