En términos generales, las entidades del país mostraron un comportamiento débil en esta actividad que concentra minería, producción de agua, generación de energía eléctrica, construcción y manufactura. En este tenor, tres estados petroleros permanecen en recesión y ocho desaceleraron.