Estado de México.-Nuestro país es sede de la Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales (FRA, por su sigla en inglés) rumbo al 2020, dirigida por la Food and Agriculture Organization of the United Nations (FAO). Se trata del análisis más completo sobre este recurso y sus cambios, por lo que representantes de 171 países estarán debatiendo y presentando experiencias del 5 al 9 de marzo. “La FRA es el principal vehículo para recabar datos… La necesidad de tener datos de calidad para comprender mejor el papel de los bosques en el cambio climático y su contribución al desarrollo sostenible es más urgente que nunca”, dijo Imma Roca i Cortés, jefa de la delegación adjunta de la Unión Europea en México durante la inauguración del evento.

El alcance de FRA ha evolucionado, aunque proporciona información y monitorea el estado de los bosques alrededor del mundo desde 1946, realizando inventarios centrados en la madera, hasta evaluaciones más holísticas que responden a las crecientes necesidades de información. Hoy, en el marco de esta reunión se presenta una nueva plataforma en línea que abona a recabar información sobre el estado y las tendencias de los recursos forestales mundiales de manera más ágil.

El reto es obtener los mejores datos posibles pero, “sabemos que muchos países batallan para actualizar su información en cuanto a recursos forestales, los inventarios tradicionales son costosos y difíciles de financiar a largo plazo”, explicó en entrevista Eva Muller, directora de la División de Políticas y Recursos Forestales de la FAO. Por ello dijo que esta nueva plataforma es un nuevo instrumento para facilitar la preparación de los informes de los países y que pasen de cinco años a reportes anuales. “Son procesos bastantes largos y con la herramienta on-line se presenta una oportunidad para acortar la brecha”.

Explicó que la plataforma fue desarrollada con el apoyo de la Unión Europea y el gobierno de Finlandia, utiliza Google Earth Engine y desde la observación científica, por primera vez se proporcionará acceso gratuito a grandes repositorios de datos globales y herramientas analíticas para detectar los cambios en la materia.

Anssi Pekkarinen, de la oficial forestal de la FAO y encargado de la plataforma, agregó a El Economista que la herramienta facilita el acceso a imágenes satelitales y otros datos geoespaciales; incluso para personas sin experiencia previa de teledetección, para monitorear la cobertura forestal nacional y los cambios en el uso de la tierra a lo largo el tiempo.

Esto “para que los reportes sean más fáciles y consistentes, además proporcionará funcionalidades para cálculos de áreas de bosque, carbono y biomasa; así como la visualización de series de tiempo de variables clave e indicadores para las metas de desarrollo sustentable que llevarán la información a un siguiente nivel”.

Agregó que, aunque se sabe que no todos los países tienen la capacidad de producir información, están apostando por esta plataforma como herramienta para que el proceso sea más sencillo. “Queremos que todos los países puedan reportar, que el sistema sea interactivo para el ingreso de datos y los reportes, pero el trabajo también será en función de los países y su compromiso con el tema forestal para proveer información”.

Esto permitirá que la comunidad internacional entienda cómo estos cambios suceden por lo que Crispim Moreira, representante de la FAO en México, agregó que es una herramienta importante para que los países tomen decisiones y se diseñen políticas públicas que realmente modifiquen los indicadores. “Una cosa son los objetivos de desarrollo para el 2030 y la visión que quisiéramos, pero con doce metas con 30 indicadores podemos ser más específicos y que realmente se puedan hacer políticas públicas calibradas; ahí también viene el tema de financiamiento público e internacional, por lo que esta herramienta ayuda a tomar decisiones”.

Experiencia en el campo

Hoy comienzan los trabajos para que las diferentes naciones reciban capacitación y realicen sus reportes de manera más precisa, que México sea la sede no es casualidad. De acuerdo con lo dicho por la doctora Muller posterior a la inauguración, este es un país que ha trabajado por muchos años en sistemas de evaluación forestal e inventarios: “Es un país a la vanguardia en esta área y tiene mucha experiencia, queremos que los países aprovechen estos conocimientos y lo lleven a sus países”.

Por su parte Arturo Beltrán Reis, director general de la Comisión Nacional Forestal aseguró que hoy, como nunca, los recursos forestales son valorados por los beneficios económicos, sociales y ambientales que nos proporcionan y que en buena medida determinan nuestras capacidades de sobrevivencia.

“Los ecosistemas forestales son reconocidos como parte de las soluciones a los grandes problemas que enfrenta la humanidad, como la erradicación de la pobreza, la seguridad alimentaria y la adaptación y mitigación al cambio climático. En este contexto, la sociedad y los gobiernos son más conscientes de la necesidad de realizar una gestión de los recursos naturales más eficiente e innovadora”.

Para esto, dijo que es evidente la necesidad de contar con información sistemática, actualizada, confiable y comparable que sea la base para la planeación, monitoreo y toma de decisiones. “Esta información permite evaluar cómo nuestras intervenciones están impactando en el sector forestal y saber si estamos logrando los resultados esperados, lo que a su vez, dan la pauta para reorientar los esfuerzos y las acciones”.

Para México, lo anterior es relevante ya que contamos con una superficie forestal de 138 millones de hectáreas, que cubren el 71% del territorio nacional, en las cuales habitan más de 11 millones de personas y para quienes los recursos forestales son un capital natural que debiera contribuir de manera más clara a satisfacer sus necesidades básicas y elevar su calidad de vida.

[email protected]