De las más de 500 operaciones de fusiones y adquisiciones que se registraron en América Latina, la mayoría tuvo lugar en Brasil, seguido de Chile y México.