Estados Unidos se prepara para recibir al huracán Florence, calificado como uno de los más fuertes en décadas en el litoral del este estadounidense; sin embargo, México está a salvo, asegura un meteorólogo.

Por más extraño que parezca, mientras más se acerca a tierra firme menos certeza se tiene del punto exacto que tocará y eso tiene desconcertados a los especialistas, consigna la Associated Press.

“Desde la perspectiva meteorológica, esta tormenta es una horrenda pesadilla”, dijo el profesor de meteorología de la Universidad de Georgia, Marshall Shepherd. “Nunca habíamos visto algo así”.

México, sin riesgo

Sobre este fenómeno, el meteorólogo Jaime Albarrán, del Servicio Meteorológico Nacional de México, explicó a El Economista que Florence se trata de un huracán mayor de categoría tres sobre cinco. “Estamos esperando que este sistema llegue con vientos  muy intensos, arriba de 220 km/h y que esto pueda ocasionar precipitaciones abundantes en esa región de las Carolinas e incluso internándose en la Unión Americana, este sistema ocasionará precipitaciones fuertes”.

Sobre su peligrosidad, mencionó que éste se formó muy retirado del continente americano, por lo que tuvo espacio para ir creciendo y tener las características de un gran huracán, por ello su llegada a la costa se espera con gran intensidad que implican precipitaciones, oleaje y viento que lo hacen realmente peligroso.

Aunque México es país vecino, aseguró que no debemos esperar nada en nuestro territorio procedente de este fenómeno. “hay que estar tranquilos y recibiendo la información; Carolina está muy retirado y no tiene por qué inquietarnos en lo absoluto”.

Enfatizó que la alerta y la información se ha dado con tiempo, por lo que la gente tiene más de 24 horas que se está retirando de la zona y poniendo su vida a salvo. “Ésta sería la principal indicación”. Georgia, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Virginia, Maryland y Washington, DC, han declarado la situación de emergencia. Agregó que hasta ahora no se percibe algún fenómeno similar que pueda afectar al territorio mexicano.

La Conagua comunicó que a las 4 de la mañana del miércoles Florence avanzaba por el océano Atlántico localizado a 1,895 kilómetros al este-noreste de las costas de Quintana Roo y a 925 kilómetros al sureste de Cape Fear, Carolina del Norte, con desplazamiento al oeste-noroeste a 28 km/h, esto lejos de México.

Previsiones para el país

El pronóstico es de actividad eléctrica, vientos fuertes, granizadas y tormentas intensas en Nuevo León, San Luis Potosí, Querétaro, Hidalgo, Puebla, Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Oaxaca y Chiapas, así como tormentas muy fuertes en Zacatecas, Aguascalientes, Guanajuato, Michoacán, Guerrero, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

En las costas del Pacífico mexicano, desde Chiapas hasta Jalisco, se mantiene la previsión de mar de fondo, con olas de 1.5 a 2.5 metros. Estas condiciones meteorológicas serán originadas por el frente frío número 1, que se mantendrá estacionario en el noreste de México; la onda tropical número 38, que recorrerá el sur y el occidente del territorio nacional, y dos zonas de inestabilidad con potencial para desarrollo ciclónico, una ubicada frente a las costas de Jalisco y otra localizada en el centro del golfo de México.

[email protected]