México, el país latinoamericano con mayor presencia en el 63 Festival de Cine de Cannes, se suma hoy lunes, tras el gran éxito de Abel, de Diego Luna, fuera de concurso el viernes, a los países en concurso por la Palma de Oro con Biutiful, de Alejandro González Iñárritu, que fue descubierto en una sección paralela de este Festival hace 10 años.

El cineasta mexicano, quien llegó el domingo a la ciudad francesa, impactó La Croisette con Amores perros, escogida en el 2000 por la Semana de la Crítica, tras ser descartada por seleccionadores de la competencia oficial del Festival.

Una fuente cercana a ese comité de selección recuerda aún la conmoción provocada entonces por el filme Acaparó titulares y las primeras planas de diarios en Francia y en todo el mundo , dijo.

Amores perros ganó entonces el premio de la Semana de la Crítica, el mismo que ganó Guillermo del Toro con Cronos en 1993.

Biutiful, sin Arriaga

Protagonizada por Javier Bardem y rodada en Barcelona, Biutiful es la única cinta latinoamericana que compite este año en la selección oficial de Cannes.

Es también la primera película del Negro Iñárritu después del abrupto corte con su guionista estrella, Guillermo Arriaga, el de Amores Perros, 21 gramos y Babel.

De Biutiful, que se estrena el lunes en el Palacio de Festivales, se sabe poco: es un drama que trata del conflicto entre dos amigos, un un narcotraficante y un policía.

El director mexicano es uno de los favoritos a ganar la Palma de Oro que ningún mexicano de nacimiento ha conseguido aún.

Luna, gran jornada

El primer largometraje de ficción como director del actor mexicano Diego Luna, titulado Abel, se presentó el viernes en la selección oficial el certamen, fuera de concurso. Y recibió dos minutos de aplausos de parte de una sala abarrotada de público.

Muchas gracias. Estoy muy, muy emocionado. Se me sale el corazón , dijo Diego Luna al terminar la sesión.

He estado temblando , comentó en breve entrevista Luna, quien estuvo acompañado en la proyección de su papá.

A la mañana siguiente, el delegado general del Festival Internacional de Cine de Cannes, el francés Thierry Frémaux, elogió a la nueva generación de cineastas mexicanos y auguró que Diego Luna tiene un futuro muy prometedor como director.

Cuando el cine mexicano trae algo es siempre algo muy fuerte , declaró Frémaux, quien acudió a la presentación de Abel.

Es de una calidad magnífica y la recepción de esta noche probó que el filme gustó mucho , comentó Frémaux.

Imcine y proméxico, en busca de apoyo

Funcionarios del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) y de Proméxico presentaron a la prensa y a la industria internacional unas nuevas ayudas para el fomento de los rodajes de películas en nuestro país.

Las nuevas ayudas al rodaje van destinadas principalmente a películas producidas con capital de fuera de México que superen los 70 millones de pesos de presupuesto, explicó el director de Coordinación y Proyectos Estratégicos de Proméxico, Ricardo Álvarez.

Este último, mostró en detalle los nuevos incentivos diseñados y desarrollados de manera conjunta por ProMéxico y el Imcine durante un desayuno al que asistió la directora, Marina Stavenhagen y el Comisionado de Filmaciones de la entidad, Hugo Villa, entre otros.

De acuerdo con las fuentes, las nuevas subvenciones permitirán ahorrarse a los productores, además del Impuesto del Valor Agregado (IVA) como hasta ahora, una cantidad extra de hasta 7.5% de la producción.

Ricardo Alvarez y Hugo Villa desgranaron los detalles de las nuevas ayudas, las más destacadas de este tipo en América Latina, según fuentes del sector, al explicar que buscan cómo hacer de México un país en el que se ruede más cine, no sólo mexicano .

Y los reventones

Con un gran ambiente y un éxito de asistencia, el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) celebró la noche de ayer domingo en un restaurante ubicado en la primera línea de playa de Cannes la tradicional fiesta del cine mexicano.

Alrededor de 150 personas vinculadas a la industria del cine mexicano, francés o internacional participaron en la fiesta que tuvo lugar en un local del célebre paseo de la Croisette.

La celebración no contó con la presencia de Gael García, Diego Luna ni Alejandro González Iñárritu.

Entre otros, asistieron el equipo de la película Somos lo que hay, que se estrenó la víspera, los niños protagonistas del filme de Diego Luna Abel, el actor Darío Yazbek, hermanastro de Gael García, el director Michel Franco, así como la actriz Arcelia Ramírez.

Por otra parte, los actores Diego Luna y Gael García Bernal festejaron hasta la mañana del sábado el estreno de Abel.

La pareja de actores encabezó una gran fiesta a la que acudieron más de 300 invitados en una espectacular villa con alberca y jardín, de la zona de la Californie.

Según asistentes a la reunión, Diego y Gael mostraron una gran camaradería y a las 5 de la madrugada seguían de fiesta.