“Cuando México se recupere económicamente de la pandemia, se planteará metas más ambiciosas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para 2030, previsto en los Acuerdos de París para el cambio climático”, afirmó la subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, Martha Delgado.

El compromiso de México con el acuerdo es reducir 22% sus emisiones de efecto invernadero en el 2030, respecto de respecto a una línea base, aumentando a un 36% esta reducción condicionada al apoyo y financiamiento internacional, de acuerdo con un texto publicado por la agencia EFE.

"Nosotros no hemos hecho una apuesta por mayor ambición del Acuerdo de París, estamos alineados a eso, pero estamos seguros de que, en la medida en la que podamos recuperarnos económicamente después de la pandemia, esto es un desafío aún mayor. México también podrá tener metas más ambiciosas", ha asegurado Delgado.

En la reunión, presidida por Italia y realizada en Nápoles, los ministros de las veinte economías que representan alrededor del 90% del Producto interno Bruto (PIB) mundial conversaron durante el fin de semana sobre biodiversidad y medio ambiente, clima y energía.

Uno de los asuntos destacados en la agenda de la reunión fue la necesidad de reducir las emisiones contaminantes. Al respecto el ministro italiano de Transición Ecológica, Roberto Cingolani, lamentó que el G20 sea reacio a sumarse al objetivo que persigue la Unión Europea (UE) de lograr una disminución del 55% para 2030 con respecto a los niveles de 1990.