La Cancillería de México envió a Francia una nota diplomática para denunciar la venta de 80 piezas arqueológicas de este país que carecen de certificación oficial y que fueron subastadas en más de 1millón de euros por una galería parisina, informó el lunes el gobierno.

"México denunció mediante una nota diplomática una subasta realizada el 14 de junio pasado por la galería parisina Binoche-Renaud-Giquello en la que vendieron 80 supuestas piezas arqueológicas provenientes de México por un monto de 1.063.000 euros", indicaron en un comunicado conjunto la fiscalía general, la Cancillería y el Instituto de Antropología de México.

Las 80 piezas vendidas carecían de certificación oficial, 22 de ellas eran de reciente manufactura, claramente falsificadas, y pese a ello fueron rematadas en 254.000 euros, añadió el documento.

La falta de regulación y de control en el ámbito internacional ha permitido a traficantes comercializar piezas sustraídas de manera ilícita de México e introducir falsificaciones en el mercado, indicó el texto.

De acuerdo con el gobierno de México, un 43% de las piezas prehispánicas mexicanas que circulan en el extranjero son falsificaciones recientes.