La Bandera de México es un símbolo de lucha, justicia y libertad. Sus orígenes se remontan al año de 1821, pero desde 1940 es que se le rinde honor oficial como parte intangible de la identidad mexicana. Como los complejos escenarios políticos y económicos que aquejan al país en estas fechas, el lábaro patrio sufrió en su día una rasgadura en el momento que sería izada, pero al final terminó airosa sobre los cielos.