Madrid.- El nuevo propietario de la empresa española de turismo Marsans, afectada por graves problemas financieros, prevé despedir a más de la mitad de los empleados del grupo, indicó el sábado la prensa económica, citando al proprietario.

El grupo español Posibilitum Business, especializado en la compra de empresas en dificultades, que compró el 10 de junio por 600 millones de euros a Marsans, explicó que estudia dos posibilidades para "garantizar el futuro inmediato" del ex número uno español de los viajes, explicó el diario económico elEconomista.

En un caso, el nuevo proprietario prevé licenciar a 1,179 personas de un total de 2,079 asalariados, o sea 56,7%, y en el otro, despedir a 1,479 trabajadores, o sea 71% del total.

Según Expansión, otro diario económico que da la información, Posibilitum prevé una remodelación drástica de Marsans con una reducción de la mitad de la red de agencias de viajes del grupo y un traslado de su sede ultramoderna en Madrid para recortar gastos.

Marsans era antes propiedad del jefe de la confederación patronal española CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, asociado con el empresario Gonzalo Pascual.

apr