La firma legal Santamarina y Steta obtuvo el registro de la Marca Colectiva Milpaiz, que permitirá la protección de productos agrícolas, particularmente maíz y otros productos de la milpa, como frijol, amaranto, haba, calabazas, chiles, quelites y tomates.

“Es necesario valorar y promover los maíces nativos mexicanos, para favorecer su conservación, uso sustentable, y generación de valor para los agricultores tradicionales”, se señala en un comunicado.

La ingeniera Enriqueta Molina, especialista en temas agropecuarios y de propiedad intelectual de Santamarina y Steta comentó: “Marca Colectiva tiene como propósito distinguir los productos identificados con la marca Milpaiz en tres elementos: garantizar que se trata efectivamente de maíces o productos de la milpa nativos; que ha sido producido por pequeños agricultores en forma tradicional, acorde a sus valores y costumbres, y que cuenta con características de calidad que el consumidor podrá identificar y valorar”.

¿Qué es el maíz nativo?

Maíz nativo se refiere a aquel que ha sido cultivado históricamente y ha evolucionado en la propia región, habiendo sido conservado, seleccionado y mejorado por las comunidades rurales, y que sigue siendo cultivado conservando los métodos tradicionales.

Indicó que la Marca Colectiva ampara los productos de la milpa, es decir, “el sistema tradicional de cultivo cuyo eje principal es el maíz, pero que es producido junto con otros cultivos, principalmente frijol, chile, calabaza, amaranto, tomates, y quelites, entre otras especies, dependiendo de las condiciones de la región y las costumbres locales”.

La Marca Colectiva Milpaiz está regida por las reglas de uso que detallan las características de los productos, así como los procedimientos para la autentificación del origen y forma de producción.

Se pretende facilitar el acceso de los pequeños agricultores hacia mercados especializados en forma directa, alcanzando un reconocimiento no sólo a la calidad y origen del maíz y productos de la milpa bajo el sello Milpaiz, sino también como una forma de contribución al desarrollo de las comunidades.

En la información, se detalla que el diseño de la Marca Colectiva Milpaiz simboliza al maíz como eje central de la milpa, de color rojo, exclusivo del maíz nativo, y que representa singularidad y protección en las culturas tradicionales; con hojas de color verde representando los cultivos asociados al maíz, y las manos representando el trabajo de conservación y selección milenaria de los agricultores mexicanos.