A partir de esta semana y hasta el próximo 24 de agosto, en la Galería Media Luna del Museo Nacional de la Revolución, una meticulosa serie de caballos geométricos del escultor Manuel Marín reciben a los cientos de visitantes que a diario se pasean por el desnivel de la Plaza de la República.

Las 17 obras hechas a partir de placas de madera laqueada, cuidadosamente seleccionadas de una serie de 50, que componen la muestra titulada Los caballos de la Revolución son la síntesis de dos inquietudes habituales en la propuesta artística de Marín: los animales y los juguetes antiguos.

Se trata de piezas, todas de equinos en distintas circunstancias, que proponen un paralelismo entre la elasticidad anatómica de los equinos, pero el rigor de las placas de madera y de cómo éstas, ensambladas con dos o hasta una decena de piezas a manera de puzzles, resuelven el problema del rigor del material con el que están hechas. Es un trabajo casi artesanal y, con ello, una apología de la hechura artesanal de los juguetes tradicionales.

La presentación

Durante la inauguración fueron acompañantes del artista el secretario de Cultura de la Ciudad de México, Eduardo Vázquez Martín; la museógrafa Miriam Kaiser; la directora del Museo Nacional de la Revolución, Alejandra Utrilla, y Jesús González Schmal, como representante de las Autoridades del Centro Histórico.

Manuel Marín explicó que creó las figuras a partir juegos geométricos dibujados sobre cartón y que luego llevó a las planchas de madera. Además, no fue dubitativo en prestar su muestra “para que sirva como un homenaje a la revolución que nos toca, ahora pacífica, en el orden político de las instituciones”.

Por su parte, Vázquez Martín refirió que el trabajo del escultor es una manera de acercarse al arte desde la franqueza y la recuperación de la infancia. Agregó que, así como él, “hay artistas que tienen este don de no dejar de ser niños, que jamás pierden ese trazo, originalidad y verdad, y que la suman a una visión madura, consciente y crítica”.

Los caballos de la Revolución se muestran en el Museo Nacional de la Revolución ( Plaza de la República S/N).

ricardo.quiroga@eleconomista.mx