Elisa Carrillo hizo estallar los aplausos este martes con la inauguración de su Gala de Estrellas en el Auditorio Nacional. La primera bailarina del Ballet Estatal de Berlín ejecutó piezas de Antonio Vivaldi, Nina Simone, Joseph Haydn y Tchaikovski.

En compañía de al menos 40 bailarines profesionales nacionales y extranjeros, la primera mexicana ganadora del Premio Benois de la Danse hizo su segunda aparición en el Estado de México -su lugar de origen-, donde también concluirá la segunda edición del Festival Danzatlán 2019 el día 6 de julio.

Las personalidades que acompañan este año a la premiada como Mejor Bailarina incluyen a intérpretes nacionales de la Compañía Nacional de Danza (CND), de los que destacó la participación de Scarlett Güémez, Lorena Garza y Maximiliano Díaz con una de las piezas que presenta la CND en verano, Grand pas de deux del ballet Barba Azul, con música de Peter Schenk, quienes ejecutaron esta pieza junto con los bailarines Kristina Kretova, solista rusa del Ballet Bolshoi y Julián Mackay, primer bailarín del Teatro Mikhailovsky.

Después, Elisa Carrillo en compañía de Marcelo Gomes conquistaron al público con un lento vals de violonchelo de Antonio Vivaldi en donde Elisa lució pasos delicados y cargadas lentas.

Una de las estrellas mexicanas que también destaca en la programación de este año es Katia Carranza, primera bailarina del Miami City Ballet y Dinu Tamazlacaru del Staatsballet Berlin, cuyos saltos de gran complejidad y altura conquistaron al público del Auditorio Nacional, en su debut en México.

Mientras que con la música de “Le Parc”, pieza de Mozart, el dueto a cargo de Kristina Shapran y Timur Askerov del Ballet del Teatro Mariinski interpretaron una coreografía de Angelin Preljocaj en la que vestidos solamente con camisones de dormir estos dos bailarines derrocharon cariño y una sincronicidad que conmovió al público.

Sin embargo, la pieza que arrancaría las ovaciones de los primeros 8,200 espectadores de Danzatlán fue la innovadora coreografía a cargo de Marco Goecke, de la pieza “All long dem day” de Nina Simone que interpretaron Elisa y 12 bailarines del Berlin Youth Ballet, que pertenecen a la Escuela Estatal de Berlín y que la bailarina dijo, son el ejemplo a seguir de los niños mexicanos que en el futuro quieran desarrollar sus habilidades en un escenario.

“Tendremos en esta ocasión la presencia por primera vez en nuestro país, del Joven Ballet de Berlín, para mí es muy importante saber que estos jóvenes están con nosotros, porque son un gran ejemplo para las jóvenes generaciones y para todos los niños y niñas que sueñan con llegar a un escenario”, destacó Elisa Carrillo.

Entreno en México

Cabe destacar que Danzatlán 2019 trae el estreno en México de Ami, una coreografía a cargo de Marcelo Gomes del Ballet Semper de Dresden que junto a la interpretación de Jovani Furlan, solista del New York City Ballet, hacen del escenario un espacio de diálogo político entre la amistad y el amor entre dos hombres, en donde se muestra una lucha de aceptación, una constante contención y la delicadeza de estas dos formas masculinas en una pieza de ballet contemporáneo, y quienes fueron acompañados únicamente con la musicalización del pianista Wojciech Nycz, nacido en Polonia y que reside en México desde el 2004.

También en vivo, sonó La muerte del cisne con música de Camille Saint-Saens y una coreografía de Michel Fokine en la que el juego de manos de la primera bailarina Kristina Shapran del Ballet del Teatro Mariinski fueron un regalo de la mejor calidad y ejecución en un escenario mexicano.

Al finalizar la Gala ‘Elisa y Amigos’ el arquitecto mexicano David Camorlinga Tagle entregó una estatuilla a la bailarina en reconocimiento de su esfuerzo y los resultados de su carrera profesional en la danza, pues ha escrito su nombre en la historia del ballet universal.

[email protected]