Desde Tokio hasta Buenos Aires, y desde Nueva York hasta Katmandú los niños confinados en sus hogares por el coronavirus Covid-19 están dibujando lo que más extrañan: amigos, escuela, abuelos, futbol y los parques. Independientemente de dónde se encuentren, los temas son los mismos.