Cada uno de los jugadores de las franquicias que gane el súper tazón el domingo obtendrán us107,000, mientras que los perdedores se embolsarán us53,000. esto los convertirá en los jugadores con mejores premios de toda la historia en una final, con un incremento de entre 4 y 5%en los premios en relación con el año 2016.