Desde la Habana, Cuba, el actor Alexis Díaz de Villegas, protagonista de Juan de los muertos, habla en entrevista telefónica de la primer película independiente que autoriza el gobierno cubano.

¿Qué tan difícil fue filmar en Cuba una película de zombies?

"Para asombro nuestro el gobierno nos apoyó, nos dejaron cerrar arterías importantes y hasta el malecón. Es una película independiente y se supone que fue revisada por instituciones oficales pero la verdad es que no tuvimos ninguna censura ni nada".

Aunque no es el objetivo, se revelan muchos de los problemas de Cuba...

"Creo que no se habla ni bien ni mal de Cuba, se refiere a la isla con mucho respeto. Pero sí habla de la idiosincracia de nuestro país y es mostrar que podemos reírnos de nuestras desgracias".

Sin duda de una manera divertida y que sale de lo que comúnmente aborda el cine de Cuba con balseros o el Che.

"Es algo diferente, una película de gènero quenunca se había hecho, creo que dentro de toda la comedia fue ver de frente la situación y poner al espectador en una realidad, pero él debe juzgar y hasta completar".

Dices que los cubanos se están volviendo zombies...

"Sí, ahora pasa que los cubanos estamos como dormidos y somos como zombies... es una inercia lo que se esta viviendo en la isla, donde la energía del cubano se encuentra en el piso".

Eres un actor de teatro en Cuba. ¿En qué momento acabas matando zombies?

"Nunca me lo imagine (risas) pero el director siempre quiso que yo fuera Juan de los muertos y la verdad es que cuando me dijo que la película se podría hacer, algo que dude siempre, me metí a ver cine de zombies, pero soy mas fan de los vampiros

¿Juan de los muertos es un antihéroe?

"Es un personaje muy interesante, un hombre en situaciones limites que tiene que tomar decisiones, es como Robín Hood que antes de escapar de la isla prefiere defender a su pueblo".

En Cuba, la película fue un éxito tal que antes de estrenarse ya circulaba una copia pirata

"Era de muy mala calidad, pero todo mundo la quería ver pues los cubanos sienten la película como de ellos y no hecha por Hollywood, en verdad se emocionaron y me da mucho gusto".

¿Qué fue lo que más te impresiono de la filmación?

"Muchas cosas, entre ellas ver como iconos de la Habana (el capitolio) caen gracias a la tecnología y que de alguna manera es como hablar un poco de como la Habana se esta destruyendo".

¿Es verdad que el gobierno cubano no te dejo salir de la isla para promocionar la película?

"Es falso, yo salgo mucho de la Habana, fue un problema mío, no me di cuenta que el permiso de salida no estaba vigente... Soy un irresponsable y que lastima que no pude ir a México pero ojalá la gente disfrute la película, ante todo, es una gran comedia.

[email protected]