Un bróker acusado en conexión con un fraude que costó unos 2,250 millones de dólares al banco suizo UBS se declaró este lunes no culpable de los cargos por los que será juzgado después del verano en un tribunal de Londres. VER NOTA