Marcel Sisniega, director de A través del silencio, filme basado en la novela homónima del poeta Javier Sicilia, confía en que la película logre exhibirse no sólo en las salas alternativas de la Cineteca Nacional, circuitos de arte, sino también en foros similares en el país.

El cineasta dijo estar consciente de lo que le pasa a las películas mexicanas cuando se presentan en los salas comerciales, por lo que es mejor, y a pesar de que se filmó en 35 milímetros, mostrar el filme en formato de Blu-ray, que es actualmente la tendencia y lo más generoso para la difusión.

La película A través del silencio, que tuvo su premier en el Cine Lido de la ciudad de México, fue proyectada en función especial a los medios de comunicación.

Se ofreció una conferencia de prensa que encabezó Sisniega, en la que fue acompañado por Javier Sicilia y algunos actores del elenco, entre ellos, Gonzalo Vega, Lisa Owen, Mariana Gajá y Tomás Rojas.

Al término de su rodaje en el 2009, en el municipio de Montepío, en la zona del Golfo, entre otros sitios, dijo el realizador, la película fue proyectada en el festival internacional de cine de Trieste.

Más adelante, añadió, en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara, donde fue bien acogida y hasta ahora se estrenará en forma comercial.

En cuanto a su visión de lo escrito por Sicilia, Marcel Sisniega comentó que él intentó ser fiel a la novela de Javier, a quien considera un gran poeta y un excelente novelista, una faceta poco difundida del autor. Pensé que podríamos adaptarla al cine y darle vida a la historia que desde cualquier ángulo tuvo un enorme reto: profundizar en el interior de cada uno de los seres que plasmó Sicilia , indicó el cineasta.

Comentó que el guión le llevó varios años hasta que logró madurarlo y que intentó rescatar cada personaje, evitando desechar a alguno de ellos: Todos son seres a la deriva con sus conflictos internos y externos .

El realizador enfatizó que fueron seis semanas de rodaje en sitios como Coatepec en donde les facilitaron una hacienda y que, de manera indudable, buscaron los nortes (fenómenos climáticos) con el propósito de darle una atmósfera más real a lo reflejado en la novela.