Contrario a lo que se podría pensar, la literatura electrónica no son ebooks, pdfs o cualquier otro formato de archivo de texto digital disponible al alcance de un clic y que almacenamos en una amplia gama de dispositivos. La literatura electrónica ofrece experiencias estéticas para todos los sentidos construidas con herramientas tecnológicas (tanto analógicas como digitales) que procesan y generan textos, videos y sonidos.

La muestra Literatura electrónica: política y cuerpo en el presente digital se exhibe del 12 de noviembre al 16 de enero del 2016 en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco, edificio del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez y que fuese la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores. En una de sus salas se proyectan piezas interactivas e instalaciones audiovisuales que invitan a los visitantes a entrar en contacto con los textos, imágenes y sonidos que las componen. El recorrido pone en jaque el estado de contemplación atribuido usualmente a quien se pasea en las exhibiciones artísticas.

FOTOGALERÍA: La literatura electrónica extiende sus redes en el CCU Tlatelolco

Un tríptico de luz recibe a los visitantes. Se trata de tres piezas proyectadas en un muro: First screening poems de 1984 del canadiense y pionero de la literatura electrónica bpNichol, una serie de caligramas en movimiento que nos traslada a la simpleza de los primeros entornos computacionales. Between Page & Screen de Amaranth Borsouk es una obra de realidad aumentada, un libro con patrones geométricos impresos que se decodifican con una webcam para desplegar en la pantalla las cartas que intercambian dos personajes. Esta pieza pone de manifiesto el tránsito del texto del papel a la pantalla, un vaivén tan cotidiano en la actualidad que pasa desapercibido.

Con Opacité , el francés Serge Bouchardon presenta cuatro escenas que, por medio de imágenes que se ocultan o revelan con gestos del mouse, tematizan la imposibilidad de penetrar la mente del otro, así como los acercamientos y distanciamientos propios de la contemplación erótica.

Eduardo Kac, conocido como el padre del arte transgénico expone uno de sus holopoemas, serie de estructuras no lineales y que parecen flotar en un espacio inmaterial. Según la ubicación del espectador la posición del texto cambia y crea la ilusión de movimiento.

Lo económico e ideológico

El artista mexicano Eugenio Tiselli, participa con dos obras: El 27 y La tiranía del código , estrenada recientemente en el palacio de Bellas Artes y que busca un diálogo con la exhibición de vanguardias rusas de dicho recinto. El 27 es una pieza de algoritmo que traduce fragmentos del artículo 27 de la Constitución Política de Estados Unidos Mexicanos cada vez que el Índice Compuesto de la Bolsa de Valores de Nueva York cierra con una variación porcentual positiva.

La instalación audiovisual Radikal Karaoke de Belén Gache se compone de algoritmos que generan discursos verosímiles basados en la retórica del discurso político. Una serie de motivos sonoros como aplausos, abucheos, silbidos y vitoreos se disparan según el desempeño de quien sigue en voz alta las frases en la pantalla.

Mis movimientos mexicanos , es una obra comisionada realizada por el dueto Young Hae Chang Heavy Industries, una animación sonorizada en formato flash que articula un narrativa irónica acerca de la construcción de identidad. La secuencia de frases corresponde al flujo de conciencia de un personaje hijo de migrantes en Estados Unidos, a través de la enunciación en primera persona el lecto-espectador accede al encadenamiento de impresiones y recuerdos que detona su entorno.

Bajo un mismo techo, este conjunto de obras pone en cuestión la linealidad de los discursos, nuestra relación con ellos y los dispositivos que los contienen o los transmiten dentro y fuera de los márgenes de lo social y lo político. Una imperdible exposición que materializa la premisa de que la literatura es un arte dirigido a todos los sentidos, que va y viene entre el papel y la pantalla.

La muestra estará disponible hasta el 16 de enero de 2016 de martes a domingo, en un horario de 10 a 18 horas. Para más información pueden visitar los sitios:

www.plataformasdelaimaginacion.mx y www.tlatelolco.unam.mx

[email protected]