El Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 4 de la Agenda 2030 especifica que se debe garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos y el ODS 4.4 determina que “de aquí a 2030, se requiere aumentar considerablemente el número de jóvenes y adultos que tienen las competencias necesarias, en particular técnicas y profesionales, para acceder al empleo, el trabajo decente y el emprendimiento”.

Así que bajo esos objetivos y a raíz de la pandemia, nuestras universidades migraron a un modelo virtual donde, a través de tecnología educativa de vanguardia, más de 4,000 profesores impartieron clase a más de 50,000 estudiantes, comentó Alejandro Cristerna Guzmán, director Académico y de Innovación del Grupo Nacer.

“Nuestros convenios con empresas de tecnología de clase mundial nos permitieron migrar rápidamente a un modelo síncrono donde el profesor impartía su cátedra ‘en vivo’ a sus estudiantes a través de plataformas tecnológicas especializadas”, dijo Cristerna en entrevista con El Economista.

Explicó que implementaron el modelo de Educación LiveStreaming que permite la flexibilidad de tomar clase en el salón o bien desde el hogar o en cualquier otra parte del país o del mundo.

“Utilizamos tecnología de punta: la Plataforma Educativa LMS (Moodle), cámaras 4K de alta resolución, micrófonos de alta fidelidad, equipo de cómputo y conexión de Internet de alta velocidad con el proveedor Total Play”, comentó el directivo.

Experiencia

La Educación LiveStreaming permite que los alumnos seleccionen el poder ir o no a un salón de clases. “En el caso de los estudiantes que entran al salón de clases se han adaptado rápidamente al ’ecosistema tecnológico’ que hemos instalado en cada una de nuestras más de 1,300 aulas donde el uso de una computadora conectada a una pantalla y con Internet les está permitiendo acceder, durante las clases, a una gran cantidad de videos, páginas, simuladores y laboratorios virtuales donde se complementan las clases de manera muy completa, tanto para los alumnos que están en el salón de clases como aquellos que toman la asignatura de manera remota”.

Cristerna dijo que la EducaciónLiveStreaming es un sistema innovador de tecnología educativa que a través de recursos didácticos y tecnológicos y que además requiere de profesores capacitados en el uso de tecnología y nuevas teorías del proceso enseñanza aprendizaje.

”Todo ello, y bajo una coordinación sincronizada, nos permite ofrecer a los alumnos la opción de tomar sus clases de forma presencial o bien de manera remota, pero teniendo beneficios tangibles sobre su aprendizaje”.

Alejandro Cristerna Guzmán dijo que actualmente más de 1,300 aulas se encuentran equipadas con esta tecnología de vanguardia que, en el caso de los salones, está conformada por: laptop con cámara, cámaras Logitech Brio 4K, bocinas con micrófono de alta definición, pantalla plana y pizarrón blanco.

Mientras que los laboratorios están equipados con: laptop con cámara, cámara rally Logitech 4k, 15x zoom —gira 360 grados—, bocinas con micrófono de alta definición, pantalla plana y pizarrón blanco. “Para el caso particular de los laboratorios tomamos en cuenta que las necesidades de impartición de la enseñanza son un poco diferentes a un salón de clases tradicional”.

Para el directivo académico y de innovación del Grupo Nacer, “el nivel de satisfacción de los estudiantes marca un claro resultado positivo sobre la aplicación del nuevo modelo”.

Ante el cuestionamiento de ¿Cómo perciben a los estudiantes en cuanto al regreso presencial a las aulas? “en un principio debemos reconocer que entre nuestros estudiantes había una ‘cautela’ que era muy entendible en términos de la pandemia presentada a nivel mundial, además ciertas dudas sobre el nuevo modelo”.

El modelo LiveStreaming se implementó en las 14 instituciones que pertenecen al Grupo Nacer, con más de 50,000 estudiantes.

”Ahora, después de casi cuatro meses de haberlo aplicado, podemos afirmar que hay una plena certidumbre en la Educación LiveStreaming. Con esto en mente, los alumnos tienen la libertad de seleccionar si asisten de manera presencial o de manera remota, en el entendido que los resultados en términos del aprendizaje son prácticamente los mismos”, concluyó Cristerna.

patricia.ortega@eleconomista.mx