La tarde de este jueves 9 de enero, Ricardo Alberto García Arteaga renunció al cargo de secretario general de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL). En una carta dirigida al rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue y al director de la Facultad, Jorge Linares, García Arteaga señaló que su renuncia responde a su voluntad de no ser un impedimento para la terminación del paro de actividades en la facultad.

Derivado del aumento de quejas y la necesidad de otorgar atención de primer contacto especializado a las personas que viven violencia de género dentro de la institución y sus diversas sedes, el semestre para muchos jóvenes peligra, luego de un paro que se ha prolongado por varias semanas.

Desde el 5 de diciembre pasado fueron presentadas por integrantes de la comunidad académica, demandas y propuestas estructurales sobre la política en materia de género, ante ello, a través de la Secretaría General y de la Oficina de la Abogacía General se respondió a los 12 puntos planteados, entre ellos la creación de ocho nuevas sedes de la Unidad para la Atención de Denuncias y reformas a la Defensoría de Derechos Universitarios.

El 11 y 13 de diciembre a invitación de Rectoría se llevaron a cabo breves reuniones con las estudiantes organizadas de la FFyL a fin de avanzar en las demandas. En la primera reunión, las estudiantes se limitaron a dar lectura a un documento y se retiraron, al segundo encuentro no asistieron.

Antes de que terminara el periodo vacacional, el 3 de enero se hizo llegar una propuesta a las Mujeres Organizadas de la FFyL y el 6 de enero, autoridades y padres de familia acudieron a la preparatoria 9 para solicitar la entrega de las instalaciones, sin embargo, su solicitud no fue atendida.

El miércoles 8 de enero se instalaron en las puertas de los planteles de las preparatorias 7 y 9, así como en la referida facultad, mesas de la Unidad de Atención a Denuncias (UNAD), a fin de facilitar la presentación de denuncias y el seguimiento de los procesos en desarrollo.

Este jueves 9 de enero por la mañana el rector de la UNAM, lanzaba un llamado a entregar las instalaciones. “No puedo estar de acuerdo con el cierre de los planteles, que afecta directamente a las comunidades y que provoca entre nuestros profesores, estudiantes y sus familias, indignación y malestar entre quienes sí desean regresar a clases”. Dijo estar comprometido con la igualdad de género, el respeto a las mujeres y la diversidad y reiteró su compromiso de diálogo.

[email protected]

kg