En la primera mesa del segundo Congreso Internacional la Experiencia Intelectual de las Mujeres en el Siglo XXI, dedicada a las economistas, se habló sobre las políticas públicas que pueden hacer que las mujeres crezcan en el ámbito personal, educativo y en general como parte importante de la economía de los países. Pero también de los enormes beneficios que esa incorporación conlleva.

La mexicana Georgina Kessel, directora general del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, quien fungió como moderadora de la mesa, compartió los datos de la encuesta Women Market de Consultora Mckenzie, que en el 2010 indicó que las compañías que tienen al menos 30% de mujeres en sus equipos directivos consiguen 41% más rendimientos sobre el capital, 56% más utilidad operacional y 35% más rentabilidad a sus accionistas que las que no tienen ninguna. Un cuerpo directivo mixto reduce en un 20% el riesgo de quiebra, lo que dice que si la mujer participa en los cuerpos directivos de las empresas, tendrá mayores posibilidades de crecer y menor posibilidad de quiebra, dijo Kessel.

Se indicó que la participación de la mujer en el campo laboral ha ido en aumento, lo que muestra que tal acción influye de manera significativa en la generación de PIB y en la generación y desarrollo económico de un país.

El 70% de las decisiones que afectan el crecimiento económico de un país está influido por mujeres , lo que muestra su importancia en el ámbito económico.

Gladys López-Acevedo, economista principal de la Vicepresidencia del Banco Mundial en Washington, dijo que es importante que en las sociedades, las políticas públicas vayan hacia la equidad de género y que se traten de aplicar mecanismos para monitorear que se esté cumpliendo este objetivo.

López-Acevedo enfatizó la importancia de proteger a la mujer tanto en los derechos como en participación laboral, así como incrementar la productividad de la mujer a través de la educación, salud, tierra, tecnología y una capacitación dirigida hacia el tipo de actividad que esté desempeñando la mujer.

Para la hondureña Juliette Handal del Castillo, presidenta de la Coalición Patriótica de Solidaridad, la participación de la mujer no puede sólo estar basada en legislaciones, sino también en las condiciones socioeconómicas y la integración familiar .