La Real Academia de las Artes (Royal Academy of Arts) celebra 250 años como líder en la promoción de las artes y la arquitectura. para este fin, llevó a cabo una renovación de varios de sus espacios, lo cual tuvo un costo de 56 millones de libras (76 millones de dólares).

A unas cuadras de la glorieta de Piccadilly, la Real Academia presentó con bombos y platillos su primera obra de ampliación que le permitió construir tres galerías más, un estudio de arquitectura, una sala de conferencias y un centro educativo, entre otros espacios.

La obra le permitió crecer 70% más para lograr un área de 8,800 metros cuadrados entre la zona de Picadilly y la exclusiva zona de Mayfair.

La nueva Royal Academy abrirá sus puertas el próximo 19 de mayo con una exposición de la artista contemporánea británica Tacita Dean que presenta Landscape (Paisaje).

La artista, quien expuso en el Museo Tamayo de México en el 2016, presenta en esta ocasión una monumental pintura de las montañas de Austria: “The Montafon Letter” (2017).

La artista que reside entre Berlín y Los Ángeles señaló a Notimex que en la segunda sala presenta una hormiga en Teotihuacán que descubrió durante su visita a México “cuando expuse en el Tamayo”.

A unos pasos de la hormiga de Teotihuacán se encuentra la amplia colección de tréboles de cuatro hojas que la artista multimedia ha ido coleccionando a lo largo del tiempo.

Entretanto, otra galería de la recién renovada Royal Academy presenta una copia de “La última cena” de Leonardo da Vinci, cuyo original se encuentra en la iglesia de Santa María de la Gracia, Milán.

El director de la Real Academia, Christopher Le Brun, explicó que la copia presenta claramente los pies de Cristo y sus discípulos que en el original se desdibujaron por el paso del tiempo.

La pintura producida entre 1515 y 1520 es una copia de la original de Da Vinci (1492 y 1497) y que de acuerdo con estudios recientes varios aprendices del maestro trabajaron en esta copia que muestra detalles que han desaparecido del original.

La Real Academia espera que esta ampliación, que le tomó 10 años, proyecte a la institución a nivel internacional en los próximos 250 años.