Al calificar su obra como un testimonio de la problemática del siglo XX, el Premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa, lamentó hoy la muerte del escritor español Jorge Semprún, ocurrida ayer en su casa de París, a los 87 años de edad.

Puntualizó que lo escrito por Semprún quedará como 'un testimonio vivo' de toda la 'problemática' del siglo pasado, porque él vivió desde "la lucha contra el nazismo" hasta "la ilusión del comunismo".

El escritor pueruano-español, quien acompañó a la hermandad de Sanlúcar de Barrameda, en Cádiz, en el inicio del camino al santuario de la Virgen de El Rocío, aseveró que la obra de Semprún quedará 'como un testimonio extraordinario del siglo XX".

Recordó que fue 'muy amigo' suyo, con el que tuvo 'mucho contacto' durante los años que vivió en París, y que la última vez que lo vio fue en 2010, cuando ya tenía problemas de salud.

El autor de "La fiesta del chivo" recordó a Semprún también como un autor que se encontraba entre los "escritores que fueron más bien hombres de acción", en tiempos calificados como terribles".