IBM anunció el jueves que invertirá más de 1,000 millones de dólares en su supercomputadora Watson la cual comprende el lenguaje hablado lo suficiente como para haber ganado en Jeopardy! con el fin de crear una nueva unidad de negocio dedicada al desarrollo y comercialización de innovaciones cognitivas en la nube y una nueva sede en Nueva York.

El objetivo es acelerar la llegada al mercado de una nueva clase de software, servicios y aplicaciones capaces de aprender y dar respuesta a preguntas complejas gestionando una gran cantidad de información (Big Data).

Los 1,000 millones de dólares en inversión incluyen 100 millones destinados al ecosistema de startups, que están construyendo aplicaciones sobre Watson para la IBM Watson Developers Cloud. De hecho, como parte de esta iniciativa, IBM propone que todos los nuevos desarrollos relacionados con el Grupo Watson se realicen en Softlayer, la infraestructura de cloud computing para los negocios adquirida recientemente por IBM.

En los años desde la primera aparición de Watson en televisión, IBM ha desarrollado ese sistema de computación con objetivos más prácticos, convirtiéndolo en un servicio. Su masiva capacidad analítica es usada ahora en industrias que van desde la atención médica a la banca.

IBM sostiene que Watson es único porque no está programado como los computadores tradicionales. En lugar de ello, aprende de experiencias pasadas y considera esa información en sus futuras operaciones.

La directora general de IBM, Virginia Ginni Rometty, dijo que, debido a ello, Watson está construido para un mundo en el que la información masiva está transformando cada industria y cada profesión.

Watson es algo más que encontrar la aguja en un pajar , dijo Rometty en unos comentarios difundidos antes de la presentación del jueves por parte de la empresa. Comprende el pajar, comprende el contexto .

Según los analistas, las máquinas inteligentes como Watson serán las protagonistas del cambio más disruptivo jamás llevado a cabo por las tecnologías de la información.

Como parte de su inversión, IBM construye una nueva sede para ese negocio en Manhattan, cerca de la Universidad de Nueva York y otras empresas de alta tecnología. Así, el negocio, que comenzó con un equipo de 27 personas, empleará unas 2,000, incluyendo varios centenares en la nueva sede.

Michael Rhodin, un veterano ejecutivo de IBM designado para encabezar el nuevo negocio, dijo que la medida es el comienzo de una nueva era para IBM. La generación del milenio lo comprende, sabe lo que es esto , dijo Rhodin antes del anuncio. Es una separación. Es una declaración por nuestra parte .

Gran paso adelante

Casi tres años después de su triunfo en el concurso de la televisión Jeopardy!, IBM ha logrado que Watson deje de ser un juego para pasar a ser un producto comercial. Ahora está disponible en la nube y es capaz de ofrecer nuevas aplicaciones para sectores como el de las telecomunicaciones, el financiero o el de distribución. Es 24 veces más rápido, tiene un rendimiento 2,400% mejor y es 90% más pequeño: IBM comprimió su sistema Watson del tamaño de una habitación al tamaño de tres cajas de pizza.

Recibió su nombre del fundador de IBM, Thomas J. Watson, y fue creado en los laboratorios de investigación de la compañía. Utiliza el lenguaje natural y las tecnologías analíticas para dar respuestas a las preguntas complejas que se le hacen y está revolucionando las perspectivas de diversas industrias.