Un par de redactores no muy brillantes deberá inventar las noticias más locas para que el periódico para el que trabajan se salve. ¿Se trata de una plataforma de fake news? No, es la premisa de la obra llamada El Vespertino, una propuesta teatral que se mezcla con la improvisación.

“Hay escenas montadas y hay otras escenas improvisadas. El detonante de la obra son noticias del día. Conseguimos el periódico y cuando llega la hora lo mostramos al público y de ahí hacemos las improvisaciones”, nos dice el director Chino Damián, quien nos comenta que este formato es prácticamente nuevo, aunque ya se ha mostrado en México con la obra Fin de Gonzalo Hernán Rodolico.

“Vemos al periódico como algo viejo, pero sigue siendo vigente. Yo estoy suscrito. Y bueno, el hecho de que fuera un periódico de los 40 fue más que nada para crear una estética atractiva para el espectador y era el pretexto para hacer improvisaciones”, agregó Chino Damián.

Para el director, a pesar de que muchos periódicos tienen su versión digital, no deberían dejar de imprimirse: “Si algo tienen las redes sociales es que son efímeras. La ventaja de que esté impreso es que perdura, y ahí estará la prueba fehaciente de que algo sucedió. hoy en día los periódicos siguen siendo los medios confiables y cada uno tendrá su periódico de cabecera, pero los periódicos tienen una responsabilidad y, como se menciona en la obra, si yo leo un periódico sé que estoy leyendo algo cercano a la verdad y que se investigó, y no fue una ocurrencia de alguien que usa Twitter y que está buscando seguidores”.

La obra tiene lugar en la habitación 14 del Hostal Regina, que funciona como una especie de lobby: “Originalmente no sabíamos dónde iba a ser, pero Pamela encontró el Hostal Regina y habló y resultó que estaba libre. Vinimos a ver el espacio, y resultó ser ideal: está bien ambientado con luces teatrales (...) y se nos hizo bonito y dijimos: ‘Que sea el hostal’. La habitación funciona como un lobby donde la gente baja a ver la tele y a usar la compu, y tomar un café o una cerveza, es como un lugar de estar”, nos dice Chino Damián.

El espacio en el que se desarrolla la obra es en un espacio de 3 x 3. La estética tiene que ver con la redacción de un periódico; hay una especie de alfombra de periódico, una silla y una máquina de escribir, elementos que funcionan como escenografía y como props que son utilizados para la impro.

“Al final de la obra nos preguntan si realmente hay improvisación, lo cual es una buena señal”, concluyó Chino Damián.

El Vespertino es una idea original de Chino Damián, quien también dirige, junto con Pamela Caloca. El elenco está integrado por Javier Ibarreche, Pamela Caloca y Chino Damián. La puesta en escena ocurre todos los jueves a las 9 de la noche en el Hostal Regina.

@faustoponce